Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PRESIDENTE DA UN GOLPE DE AUTORIDAD POLÍTICA TRAS SALIR AIROSO EN EL DEBATE DE LA NACIÓN

Zapatero agita el final de la legislatura con un inesperado cambio de Gobierno

El jefe del Ejecutivo sitúa al frente de Sanidad al prestigioso investigador Bernat Soria - Rajoy aprovecha sus críticas al relevo ministerial para repetir su exigencia de las actas de ETA

El Gobierno se renueva para recuperar impulso a ocho meses de las elecciones generales. Dos días después de salir airoso del debate de la nación, José Luis Rodríguez Zapatero aprovechó ayer el relevo por sorpresa en cuatro ministerios para lanzar el mensaje de que ha recuperado la iniciativa política.

De paso, zanjó de un golpe el discurso del líder del PP, Mariano Rajoy, quien repite desde hace días que la legislatura está ya agotada y que Zapatero debe entregar las actas del diálogo con ETA o adelantar las elecciones. Rajoy tildó ayer los cambios de "pura operación cosmética".

MÁS INFORMACIÓN

Por el contrario, el presidente del Gobierno aclaró que no se trata sólo de unos relevos para mejorar la imagen del Gobierno hasta las elecciones, sino que los cambios tienen como objetivo "preparar los cambios y los proyectos de la próxima legislatura". En una breve comparecencia matinal en Moncloa, destacó que sus prioridades son las reformas sociales, la investigación y la cultura. La vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega precisó los retos pendientes de los cuatros nuevos ministros (Sanidad, Cultura, Vivienda y Administraciones Públicas): "Realzar el carácter científico e innovador de la sanidad; ampliar la presencia de la lengua y cultura españolas; reforzar el derecho constitucional a una vivienda digna y situar las administraciones públicas entre las más avanzadas de Europa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de julio de 2007