Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El futuro de España

El PSOE consuma su cambio de alianzas

Los socialistas se alejan de ERC, votan siete propuestas de CiU y dan un empujón al Estatuto catalán

Los socialistas y Convergència y Unió se dejaron ayer de guiños para lanzarse al piropeo más directo. El PSOE dejó claro en el Congreso que desea un entendimiento con los nacionalistas catalanes, al tiempo que consumó su distanciamiento de una Esquerra Republicana cuyo mensaje soberanista se ha radicalizado en los últimos meses. Los socialistas votaron hasta siete de las doce propuestas que CiU llevó al debate y se comprometieron a desarrollar aspectos clave del nuevo Estatuto catalán como el traspaso de los trenes de Cercanías a la Generalitat. También se abrieron a hacer una interpretación más generosa del sistema de cálculo de las inversiones del Estado que prevé el Estatuto.

Josep Antoni Duran no cabía en su traje. El portavoz de CiU ha defendido en los últimos meses un acercamiento al PSOE y no ha dudado en enfrentarse a su socio de federación, Artur Mas, al defender que los nacionalistas deben estar en el Gobierno central la próxima legislatura. Ayer tuvo su recompensa.

La victoria consistió en lograr el apoyo del PSOE, del PNV y de ERC en su demanda de que el traspaso de los trenes de Cercanías a Cataluña en enero vaya acompañado de "la dotación económica correspondiente". Ante estas concesiones, de poco sirvió que Duran se afanara en negar que los nacionalistas se encuentren "en la antesala" de un pacto con el PSOE.

La importancia de Cataluña

En medios socialistas también se negaba que satisfacer a Duran fuera el único motivo para apoyar tantas propuestas sobre el Estatuto catalán. El PSOE está preocupado por la desmovilización de su electorado en Cataluña y sabe que necesita, urgentemente, alguna medida de impacto en esta comunidad. La llegada del AVE a Barcelona el próximo diciembre y la cesión de los trenes de Cercanías y Regionales a la Generalitat en enero se perfilan como los dos éxitos que Zapatero podrá apuntarse ante los catalanes en la campaña de las elecciones generales.

Efectivamente, no todo acabó en CiU. El PSOE veló por su alianza con Izquierda Unida-Iniciativa apoyando tres de sus resoluciones. Una de ellas es también muy importante para Cataluña, ya que compromete al Gobierno a invertir en esta comunidad el equivalente a su aportación al producto interior bruto nacional. Lo novedoso es que esta inversión no se limitará, como hasta ahora, a los ministerios de Fomento y Medio Ambiente. De esta forma se espera que pueda haber mayores inversiones en infraestructuras agrícolas o en complejos tecnológicos. CiU votó en contra. El socialista Daniel Fernández emplazó a Duran a "explicarse" ante el electorado catalán.

Esquerra Republicana sí vio como el PSOE le daba esta vez la espalda y perdía todos los beneficios que en su día le otorgó la condición de "socio prioritario" de los socialistas. Ni una sola de las resoluciones republicanas contó ayer con apoyo socialista. Los independentistas catalanes tampoco apoyaron ninguna propuesta del PSOE. Si algo quedaba de su luna de miel, ayer quedó definitivamente finiquitada por esta legislatura. Paradójicamente, fue el PP el que dio un triunfo a los republicanos. ERC, PP y el Grupo Mixto lograron imponer, en contra del PSOE, la resolución que insta al Gobierno a dotar con 1.000 millones extra la Ley de Dependencia.

El PSOE, que el año pasado perdió hasta 11 votaciones, sólo quedó en minoría cuatro veces en el pleno de ayer. Además de la resolución de ERC, los socialistas no lograron frenar una del Bloque Nacionalista Galego que solicitaba más inversión del Estado en las infraestructuras de Galicia. También se aprobó con el voto en contra del PSOE la resolución del Partido Nacionalista Vasco que pedía una conexión ferroviaria de alta velocidad entre Euskadi y el Mediterráneo y otra que solicitaba la equiparación de las flotas pesquera y mercante en cuanto a medidas fiscales.

Al igual que el año pasado, el PP no logró aprobar ni una de sus propuestas. Eso sí, Eduardo Zaplana insistió tras las votaciones en que esta vez no se han quedado tan solos. "Hoy nos ha votado mucha gente muchas cosas", dijo el portavoz del PP en un intento de negar su aislamiento. CiU, el PNV y Coalición Canaria votaron algunas de sus resoluciones, pero los populares no lograron recabar suficientes apoyos para llevarlas adelante.

6,5 puntos de ventaja sobre el PP

El PSOE amplía su distancia sobre el PP en más de seis puntos tras la victoria del presidente del Gobierno sobre el líder popular en el debate del estado de la nación, según el Pulsómetro de la cadena SER.

Según la encuesta especial elaborada por el Instituto Opina tras el cara a cara entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy, los socialistas lograrían hoy el 45% del voto decidido -dos puntos más que hace 15 días-, mientras que los populares se quedarían en el 38,5%, un punto y medio menos que en el último sondeo. Con estos datos, el PSOE aventajaría en más de seis puntos al PP en intención de voto decidido.

Respecto a la popularidad, el presidente del Gobierno despide la temporada con una aprobación del 55% -sube cuatro puntos respecto al último Pulsómetro-. Mariano Rajoy se queda en el 33% de aprobación tras bajar dos puntos.

El 58% de los encuestados se muestra satisfecho con el Gobierno socialista, frente al 35% que no lo está. Tras el cara a cara entre Zapatero y Rajoy en el Congreso, sube en ocho puntos los encuestados que consideran que el PSOE ganaría si hoy hubiera elecciones generales: el 50% cree que ganaría Zapatero y el 28% opina que ganaría el PP, seis puntos menos que en la última encuesta. Aún son más (un 52%) los que quieren que gane Zapatero frente a los que quieren que los haga Rajoy (un 32%).

Otra de las preguntas se refiere a la próxima vuelta de Rodrigo Rato a España. El 55% de los encuestados considera que el director gerente del FMI es mejor candidato que Rajoy. Incluso entre los votantes del PP, el 41,7% lo prefiere, frente a un 32,3% que se inclina por el actual líder del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de julio de 2007

Más información