Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delicado equilibrio de dos áreas limítrofes

María José Caride y Teresa Táboas están al frente de dos departamentos limítrofes, tradicionalmente reunidos en una misma consellería, pero en la actualidad segregados ante la relevancia del problema de la vivienda. El reparto de tareas entre socialistas y nacionalistas para formar el bipartito de la Xunta dejó las dos consellerías a cada lado del Gobierno gallego: Política Territorial, Obras Públicas e Transportes, con la socialista Caride al frente; Vivenda e Solo, con la nacionalista Teresa Táboas como conselleira.

Las relaciones entre ambos departamentos han estado presididos desde el primer momento por el delicado equilibrio en el reparto de competencias. Desde Política Territorial se ven muchas de las atribuciones de Vivenda e Solo como políticamente más suaves que las propias, y por lo tanto de mayor rentabilidad política, mientras que Vivenda trata de sacudirse el complejo de hermana menor de Política Territorial.

La discusión sobre competencias del decreto de habitabilidad no es la primera que enfrenta a los dos departamentos de la Xunta. El primero, y más visible, fue el que mantuvieron a cuenta de la ampliación de la reserva obligatoria de viviendas de protección oficial. La iniciativa la tomó Teresa Táboas, para encontrarse con la casi inmediata advertencia pública de Caride de que se adentraba en territorio ajeno. Tras exhibir sus diferencias, ambas consellerías se pusieron a trabajar conjuntamente en un proyecto de ley que vino a zanjar la polémica entre las dos conselleiras. La normativa, que obligará a los ayuntamientos gallegos a reservar un 40% de las viviendas de nueva construcción para protección oficial, fue presentada de forma conjunta por las dos conselleiras, en lo que se interpretó como el fin de las rencillas entre Teresa Táboas y María José Caride.

A diferencia de lo ocurrido con las reservas para protección oficial, el conflicto que ahora reaparece a causa del decreto de habitabilidad de las viviendas se ha mantenido hasta el momento en el ámbito técnico, con la alegación presentada por Política Territorial contra la normativa de Vivenda. Pero el trasfondo político de la impugnación y el manifiesto malestar de los responsables de urbanismo ante lo que consideran una "extralimitación" del departamento de Teresa Táboas denotan que el conflicto no es simplemente técnico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de julio de 2007