Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta en Madrid por la muerte de un nigeriano cuando era repatriado

Una treintena de personas, entre ellas representantes de la comunidad nigeriana y familiares, se concentraron ayer frente a la sede del Ministerio del Interior para exigir la depuración de responsabilidades penales y políticas por la muerte del inmigrante Osamudia Akpitaye, fallecido cuando era deportado a su país. Osamudia Akpitaye, nigeriano, murió el pasado 9 de junio en pleno vuelo cuando viajaba a Lagos (Nigeria), amordazado por la policía, en un avión que se vio obligado a aterrizar en Alicante tras el suceso. Los resultados de la autopsia revelaron que murió por asfixia.

Convocados por SOS Racismo y el Centro de Defensa y Estudio de los Derechos Humanos, los manifestantes pidieron el esclarecimiento de los hechos, así como el respeto a los derechos humanos en las políticas migratorias y las deportaciones. Uno de los hermanos del fallecido rechazó que Osamudia Akpitaye sea enterrado en España, porque, dijo, "aquí no lo querían y le han matado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de julio de 2007