Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:ANTONIO CARMONA | Cantante y compositor

"Me gustaría que hubiese jueces gitanos"

El ex cantante de Ketama actúa el lunes en Madrid, solo y después de tres años de ausencia.

Pregunta. ¿Por qué viene tan venenoso?

Respuesta. El tema Vengo venenoso es muy bolerista y habla de ese amor que puede ser venenoso. Y habla de esos venenos que hay que erradicar, como el drama de la inmigración. No es tan complicado. Si se decidieran los países, lo harían, pero no conviene.

P. Y si quisiera envenenar a alguien...

R. Con música y con baile, con cultura. El peor veneno es la ignorancia.

P. Han sido tres años lejos de los escenarios, desde que se disolvió Ketama y comenzó su carrera en solitario... ¿Qué ha aprendido en ese tiempo?

R. Pues he aprendido de mi soledad. Estar dos años metido en un agujero, como en Underground. Pero tampoco es buena mucha soledad, es la antesala de la locura. Te ayuda a conocerte.

P. ¿Y cuáles son?

R. Necesitaría siete hojas en EL PAÍS. Me doy demasiado rápido a la gente. Los gitanos somos desconfiados, pero no es mi caso.

P. ¿Y virtudes?

R. Abrir las puertas a mi gente.

P. Se habla de "disco maduro". ¿Se ha hecho mayor a sus 42?

R. ¡Qué va! Todavía me gusta aprender de otras culturas, de otra gente. Tengo inquietud. Por ejemplo, coleccionó el Muy Interesante desde que salió. Con inquietud no se pone viejo uno.

P. Para el mundo Antonio Carmona es un artista gitano, percusionista, voz de Ketama... Usted, ¿quién diría que es Antonio Carmona?

R. Un hombre noctámbulo, que se levanta tarde y va de paseo con su perro, que empieza a currar (y a fumar), a hacer temas a las seis.

P. ¿Y dónde está "ese oscuro lugar donde reina el silencio"?

R. Hay muchos. Hay gente que tiene desiertos. Esos mares de oscuridad están por dentro.

P. ¿Y necesita un desierto para componer?

R. No necesito irme más allá de mis amigos, de mi gente. Soy gitano. Lucho porque el mundo gitano se ponga en su sitio, me gustaría que hubiese más gitanos biólogos o jueces.

P. ¿Por qué cree que no hay?

R. Pienso que es una falta de interés de ambas partes. Hay un sector muy marginado de los gitanos, se automargina también. No sé lo que tenemos, nos tenemos que poner la pila.

P. ¿Para sacar un disco es necesario un productor argentino [Gustavo Santaolalla] e irse a vivir a Los Ángeles?

R. Nunca había ido a Los Ángeles. Pero fui a conocer a Gustavo y surgió química desde el principio. Pero aquí también hay productores estupendos.

P. ¿Has visto Brokeback Montain [Santaolalla compuso la banda sonora]?

R. No. Tengo el CD.

P. "La música vive un momento crítico". ¿Qué pasa?

R. La música está herida [se raja el pecho con la mano], está devaluada. Y es que, tío, mi disco merece la pena pagarlo, tío, son fotos de García-Alix, textos maravillosos. La música no se puede regalar, tío. Internet, tío, un ADSL de esos de 50 euros, pues, tío, que paguen un canon.

P. ¿Y la piratería?

R. Pues no sé. Tendrá que atajarlo quien sepa.

P. Y como jugador de mus, ¿qué necesita para marcarse un órdago?

R. El día 2 me voy a marcar un órdago impresionante en el Patio del Conde Duque. Me presento en Madrid después de tres años sin tocar y para mí, que empecé aquí vendiendo hules y vasos tensionaos, de Madrid al cielo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 2007