Tráfico moviliza a 8.300 agentes y prevé 4,3 millones de desplazamientos el fin de sema na

La primera Operación Salida del verano arranca con 130 kilómetros de atascos

Apenas pasadas las tres de la tarde de ayer, hora de inicio de la primera Operación Salida del verano, las colas a las afueras de las grandes ciudades ya sumaban 130 kilómetros. Era el primer aviso de un fin de semana complicado, en el que las carreteras españolas soportarán 4,3 millones de desplazamientos, según prevé la Dirección General de Tráfico (DGT).

La DGT ha movilizado a todos los efectivos de la Guardia Civil de Tráfico: 8.350 agentes, además de a 400 funcionarios y técnicos, con el fin de poner coto a retenciones, accidentes y demás incidencias. Este equipo humano dispondrá de 900 cámaras de televisión, 2.060 estaciones de toma de datos, 1.639 paneles informativos, 18 helicópteros y 240 vehículos equipados con radares para detectar infracciones.

La mayor densidad de tráfico se producirá en las salidas de Madrid hacia la costa, en especial en las autovías del Este (A-3) y de Andalucía (A-4). Para evitar las congestiones, los conductores pueden desviarse hacia la A-2, si el destino es Castellón, y por las autopistas de peaje R-4, AP-36 y AP-41 cuando se viaje a Valencia, Alicante o Murcia. Tráfico también ha diseñado seis itinerarios alternativos para cruzar la Península sin pasar por la zona centro.

La DGT calcula que entre julio y agosto se producirán 90 millones de movimientos por carretera, teniendo en cuenta que el parque automovilístico español se compone de 28 millones de vehículos (casi un millón más que el año pasado). A ellos se añadirán 14 millones de conductores extranjeros, entre inmigrantes portugueses y magrebíes y turistas de vacaciones en España.

La primera Operación Salida del pasado año se saldó con 26 fallecidos, y el balance de los meses de julio y agosto de 2006 fue de 528 muertos. Esta vez, la DGT no se ha marcado ningún objetivo de siniestralidad. No lo hace desde la mala experiencia de la pasada Semana Santa, cuando su director general, Pere Navarro, lo situó en menos de 100 víctimas. Al final hubo 106 fallecidos, y Tráfico tuvo que capear un temporal de críticas que pusieron en duda la efectividad del carné por puntos, que mañana cumplirá un año en vigor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50