Reportaje:

Alarma en el Pentágono

Un ataque de 'hackers' obliga a cerrar 1.500 ordenadores del Departamento de Defensa de EE UU

Nadie sabe si el ataque estaba destinado a obtener información estratégica o si fue sólo una demostración de poder de un individuo habilidoso en el arte de la invasión informática. Ocurrió de manera peligrosa el miércoles, cuando los responsables de la seguridad informática del Pentágono se vieron obligados a apagar a toda prisa 1.500 ordenadores que aparecían repentinamente abiertos a la entrada de hackers. El autor o los autores de la invasión penetraron en el sistema de seguridad de la red y accedieron a servidores con información compartida en la red interna del edificio que alberga el Departamento de Defensa de Estados Unidos.

El Pentágono se ha esforzado por restar trascendencia al incidente pero un detalle indica lo contrario: los piratas llegaron a penetrar en el servidor de correo electrónico del despacho principal del Pentágono, el del Secretario de Defensa, Robert Gates. "Yo no uso el correo electrónico", dijo Gates en una comparecencia. "Soy una persona que usa muy poco la tecnología", aseguró quien está, al fin y al cabo, encargado de dirigir los proyectos tecnológicos más ultrasecretos del Gobierno.

Según Gates, los ordenadores de Defensa están constantemente sometidos a ataques externos. Habitualmente se trata de los llamados "ataques de denegación de servicio", en los que los hackers bloquean la red con entradas masivas desde miles de ordenadores controlados por ellos, pero en este caso alguien penetró en el sistema de manera tan peligrosa como para precipitar el apagado de 1.500 terminales. "La naturaleza de esta amenaza es grande y diversa, e incluye desde piratas que lo hacen por diversión hasta quienes se denominan "cibervigilantes", o grupos con motivos ideológicos o nacionalistas", dijo Chito Peppler, un portavoz del Pentágono.

Un día antes, el Departamento de Seguridad Interior reconoció que ha sufrido 844 ataques informáticos en los últimos dos años. Un comité del Congreso ha criticado la lenta actualización tecnológica de ese departamento, en cuyos ordenadores se encuentra la información sobre individuos de "riesgo terrorista" a quienes se les impide la entrada en el país.

Vista aérea del edificio del Departamento de Defensa de EE UU.
Vista aérea del edificio del Departamento de Defensa de EE UU.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50