Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

55 comunidades de vecinos acusan de estafa a un administrador de fincas

Un total de 55 comunidades de vecinos de Barcelona acusan a un administrador de fincas, Antoni L., de haberles estafado y haber cometido un presunto desfalco con el dinero de las derramas con las que pretendían realizar obras en sus edificios. Los vecinos, de los barrios del Clot, La Sagrera, Navas y Sant Andreu, suman 1.800 familias y el presunto desfalco ascendería a entre 600.000 y 900.000 euros, informa Efe. El Colegio de Administradores de Fincas anunció ayer mediante un comunicado que su junta de gobierno decidió en 2003 inhabilitar al presunto estafador, una medida que se hizo firme el 12 de julio del año 2004.

Las familias temen que el administrador, al que durante dos años han pagado derramas para realizar obras como rehabilitar sus fachadas o instalar ascensores, no haya ingresado el dinero en las cuentas de las empresas contratadas para llevar a cabo las reformas.

El pasado miércoles, los vecinos decidieron durante una reunión actuar judicialmente y llevar el caso ante el Síndic de Greuges. Con todo, los juzgados barceloneses no habían registrado hasta el día de ayer ninguna denuncia, como tampoco tenía conocimiento de la acusación el cuerpo de los Mossos d'Esquadra.

En el caso del Síndic de Greuges, la institución tampoco registró ayer ninguna queja, aunque sí podría haber registrado una consulta al respecto, un tipo de diligencia que no se hace pública.

Algunos de los vecinos afectados alertaron de que las constructoras contratadas les exigen el pago de 2.000 euros por familia, un ingreso que si no hacen efectivo puede acarrearles una demanda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de junio de 2007