Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno catalán y el andaluz defienden la plena constitucionalidad de sus Estatutos

Los dos ejecutivos buscarán fórmulas de cooperación para desarrollar los cambios

Los gobiernos catalán y andaluz defendieron ayer la plena constitucionalidad de los Estatutos de ambas comunidades, y exhibieron un frente común ante los siete recursos que pesan sobre el texto catalán. El consejero de Relaciones Institucionales de la Generalitat, Joan Saura, recibió en Barcelona al consejero de la Presidencia de la Junta, Gaspar Zarrías, y enviaron un mensaje al Ejecutivo central. "Hay que desplegar ambos estatutos con normalidad, eficacia, celeridad y lealtad institucional", dijo Saura. "No hay razones para recurrir ni un Estatuto ni el otro", aseguró Zarrías.

El encuentro en Barcelona también estuvo marcado por la confirmación del Defensor del Pueblo de que no piensa recurrir el Estatuto andaluz ante el Constitucional, pese a contener unos 40 artículos idénticos a la carta catalana que sí ha recurrido. Una vez más, Saura y Zarrías mostraron su perplejidad por esta decisión y defendieron el pleno encaje en la Constitución de sendos Estatutos. "No hay razones para recurrir ni un Estatuto ni el otro", aseguró Zarrías.

Los dos consejeros acordaron también buscar fórmulas de cooperación entre Andalucía y Cataluña y las instituciones del Estado que se ven afectadas por las modificaciones incluidas en ambos Estatutos, como el Consejo General del Poder Judicial, el Banco de España o el Tribunal Constitucional. "Hay que modernizar el Estado de las autonomías", defendió el consejero andaluz.

Dentro de esta estrategia modernizadora, Gaspar Zarrías recordó los traspasos que el Gobierno de Manuel Chaves considera prioritarios. Estos son el traspaso de las competencias sobre las aguas del Guadalquivir que discurren por Andalucía, el cobro de la llamada deuda histórica, y adaptar las inversiones a la población de la comunidad. Joan Saura también aprovechó para reiterar sus prioridades, comenzado por el traspaso de las líneas de Cercanías de Renfe, que ayer vivieron una nueva jornada de caos y retrasos. La Generalitat también quiere acelerar los traspasos de los aeropuertos secundarios: Reus, Girona y Sabadell al tiempo que se avanza en crear un consorcio de gestión compartida para el aeropuerto de Barcelona-El Prat. Ambos gobiernos se han fijado el mes de diciembre como fecha tope para avanzar en estos traspasos.

Ambos consejeros han analizado también los acuerdos que de momento se han alcanzado en las comisiones bilaterales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de junio de 2007