Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La Hoja de Ruta Europea

Históricamente no es cierto que el Tratado Constitucional suscrito por los 27 jefes de Estado o de Gobierno en Roma en 2004 fuera "elaborado por primera vez con luz, taquígrafos e Internet por la Convención", como afirman los eurodiputados Barón Crespo y Elmar Brok en su artículo (La Hoja de Ruta Europea en EL PAÍS 11/06/2007). Aunque se precisa en otro párrafo del mismo que la parte III (308 artículos del total de 448) "es la refundición de los Tratados actuales sobre las políticas", se omite que esa "refundición" fue añadida por la conferencia intergubernamental posterior.

Así, la pretendida Constitución europea incluye textos no aprobados en la Convención, sino procedentes, por ejemplo, del Tratado de Niza, como la prohibición para los Estados miembros de establecer "restricciones a los movimientos de capitales como a los pagos entre Estado miembros y entre Estados miembros y terceros países" ajenos al mercado europeo común, como en el caso de Andorra o Liechtenstein (artículo III, artículos 156 y 56 TCE); e igualmente mantiene "la asociación (con la UE) de los países y territorios de ultramar" como las Caimán o las islas Vírgenes Británicas (artículo III 286), introducida por el Tratado de Amsterdam de 1997. Somos muchos los que abogamos por un debate europeo ciudadano serio y profundo, pero acompañado de una información completa y correcta sobre los contenidos por parte de quienes pretendan liderarlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de junio de 2007