Reportaje:Los nuevos ayuntamientos

El alcalde y el candidato

Ruiz-Gallardón toma posesión ante Rajoy con elogios a su partido y un discurso contra el terrorismo

Bastón de mando por segunda vez y discurso en clave nacional. A las 11.39 de ayer, Alberto Ruiz-Gallardón fue investido como alcalde del Ayuntamiento de Madrid. En un acto protocolario, tras la votación de los 57 concejales que integran la corporación municipal, el regidor comenzó su segundo mandato consecutivo. Su discurso estuvo trufado de referencias a los problemas nacionales y cargado de insinuaciones al líder de su partido, Mariano Rajoy. A éste, Ruiz-Gallardón agradeció

el triunfo del PP en las elecciones del 27-M. "Rajoy es el artífice de la victoria del centro español en las elecciones de mayo", dijo. En la tribuna de invitados, el presidente del PP, candidato a la presidencia del Gobierno en las próximas elecciones generales, sonreía junto con la presidenta regional, Esperanza Aguirre, y un nutrido grupo de dirigentes populares. Entre los invitados, también el cardenal Rouco.

Con tono áspero, el alcalde aludió a la participación de ANV en las pasadas elecciones y planteó que "hoy [por ayer] es un día en el que no todos los ayuntamientos de España se están constituyendo... dado el regreso a las instituciones de los representantes del terror. Hablo por boca de Madrid, y desde esa responsabilidad confirmo la resolución de esta ciudad de ir socavando todas las posibilidades de la amenaza totalitaria, hasta celebrar el día de su extinción". Y también se refirió a su proyecto de gobierno en la nueva legislatura. "Quiero que Madrid sea una ciudad literalmente habitable. Saludable y sostenible...".

Ángel Pérez, portavoz de IU, que también estrenó cargo, fue más irónico. Advirtió al alcalde que no está en contra de sus "ambiciones legítimas", en referencia a su posible salto a la política nacional. "No es lo mismo llegar que querer hacer la maleta. Y nosotros no le pondremos problemas a que las haga". Pero no le azuzó para que se fuera. "Necesita tiempo para conocer el estado en que su antecesor dejó el Ayuntamiento", dijo a Ruiz-Gallardón con sarcasmo. Y acusó a este "antecesor", que no es otro que el propio alcalde, de dejar la ciudad con desigualdad, desequilibrios y déficit de infraestructuras. "La legislatura de los barrios, que usted propone, es acertada... Si hace esto le daremos nuestro apoyo. Pero no se lo vamos a dar porque sabemos que entregará la ciudad al mercado".

La portavoz socialista, Pilar Gallego, proclamó que en este mandato su grupo tendrá "el máximo nivel de exigencia y la máxima lealtad institucional para llegar a acuerdos que beneficien a los ciudadanos". Gallego hizo alusiones a la división interna que vive su partido en Madrid. "El periodo de renovación interna no va a distraer al grupo municipal socialista", dijo. Y lanzó un guante al alcalde en aras de lograr una mayor colaboración que beneficie a los ciudadanos.

Muchas caras nuevas en las bancadas del pleno municipal; en la derecha, seis concejales noveles de los 34 que ha conseguido el PP. Otros seis nuevos en los bancos del PSOE, que suma 18 ediles. Los cinco concejales de IU se estrenan. Mañana todos ocuparán sus despachos para cuatro años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50