Crónica:Fórmula 1 | Gran Premio de Estados UnidosCrónica
i

Hamilton está que se sale

El inglés supera a Alonso en la cronometrada, dejando la segunda fila para los dos Ferrari

El duelo entre Fernando Alonso y Lewis Hamilton sigue con las espadas en alto. Por segunda vez consecutiva, el piloto británico superó al español en la cronometrada y saldrá en primera posición en la parrilla del Gran Premio de EE UU. El mítico circuito Speedway vivirá otro episodio de la batalla que mantienen los dos pilotos de McLaren Mercedes. Y no parece tampoco que ninguno de los dos Ferrari vayan a interponerse entre ellos. En la clasificación, tanto Massa como Raikkonen estuvieron siempre por detrás. Sin embargo, las diferencias son menores que en Canadá. Los cuatro están más cerca.

Entre Hamilton y Alonso hubo casi dos décimas. Y aquello no debió gustar al asturiano, que había estado dominando todas las sesiones de entrenamiento del fin de semana y también las dos primeras sesiones de la cronometrada. "El coche está funcionando muy bien. Me siento cómodo. Fui el más rápido en los entrenamientos, pero en mi última vuelta rápida perdí alguna décima en el primer sector. Cuando he visto que iba décima y media por debajo de mi mejor tiempo, he decidido asegurar la primera o segunda línea. Aquí la salida es importante porque es ancha y permite adelantar en las primeras curvas", matizó.

La cuestión, sin embargo, es que el británico volvió a superarle. Y Fernando tuvo un nuevo motivo para sentirse mal, porque entiende que su compañero se está aprovechando de su trabajo, estudia a fondo sus telemetrías y luego le supera en la pista. "El equipo hace un buen trabajo con Hamilton, informándole de lo que hacemos De la Rosa y yo mismo. Y eso es una buena ayuda para él", señaló el viernes, en Indianápolis. Estudiar las telemetrías y las puestas a punto de los dos coches es algo habitual en el mundo de las carreras. Alonso también tiene acceso a los datos de Hamilton. Pero parece evidente que en este caso quien mayor rendimiento saca de ello es el británico, que puede aprovecharse de toda la experiencia acumulada por un doble campeón mundial.

Esos datos son importantes, sin duda, pero en la pista hay que saber cómo sacarles rendimiento. Y Hamilton lo hace. "Es como una esponja", señaló recientemente un miembro del equipo. "Lo absorbe todo a una velocidad de vértigo". Eso también es una muestra irrefutable de la calidad de un piloto. Y Hamilton la tiene. No es casualidad que estuviera bajo la égida de Ron Dennis desde los 13 años. Cuando entras en esta dinámica ascendente no puedes fallar. Y Hamilton no lo hizo en ninguna de las etapas que fue quemando desde que se inició en los karts. La pasada campaña fue campeón de GP2 y vio cómo se le abrían las puertas de la F-1 en el momento en que Raikkonen decidió firmar un precontrato con Ferrari.

El bagaje de Hamilton en la F-1 es aún muy corto. Pero a lo largo de los años ha acumulado experiencia sobre cómo trabaja McLaren y conoce mucho mejor que Alonso toda la idiosincrasia del equipo. Aunque intenten disimularlo, cuando Hamilton va por delante, en la escudería se alegran. Lo cual enerva todavía más al español, que ha pedido ya a Dennis que actúe en algunos aspectos de la convivencia interna para conseguir que él se sienta cómodo. Ayer, en Indianápolis, mientras Hamilton seguía subido en una nube, Alonso estaba serio y reflexivo.

Sonrió cuando alguien le preguntó si preferiría ver ganar a su compañero o a un Ferrari. "A mi compañero, desde luego", respondió. "Eso significa que nuestro coche es mejor que el de Ferrari". Tanto Alonso como Hamilton rehuyen ya la polémica, no quieren exteriorizar la batalla que están dirimiendo en el equipo. Pero hay signos que la siguen delatando, como la frialdad con que se saludaron tras la cronometrada o como las declaraciones cruzadas que han realizado esta semana. Y, probablemente, como el duelo a muerte que se producirá hoy en la primera curva de la carrera. Los dos McLaren pueden echar chispas.

Hamilton, en la cronometrada de ayer.
Hamilton, en la cronometrada de ayer.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 16 de junio de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50