Necrológica:
Perfil
Texto con interpretación sobre una persona, que incluye declaraciones

Nellie Lutcher, cantante y pianista de jazz

Considerada como una de las primeras precursoras del 'rock & roll', trabajó con Ma Rainey y Nat King Cole

Nellie Lutcher, que siempre afirmó ser una música de jazz y blues ("no creo que tenga mucho que ver con el rock"), falleció el pasado 8 de junio en una reidencia de Los Angeles, a los 94 años (91, según otras fuentes).

Nellie Lutcher nació en Lake Charles, Louisiana, el 15 de octubre del año 1912 (fecha más probable), en una familia de músicos. A los 6 años inició sus estudios de piano. Con 11, acompañó a la legendaria Ma Rainey. Doce años más tarde, se trasladó a Los Ángeles a la búsqueda de nuevos horizontes.

Una vez allá, Lutcher se especializó en la interpretación del jazz de Nueva Orleáns acompañando, entre otros, al trompetista Bunk Jonson. Su popularidad entre los músicos de la ciudad le llevó a ser contratada para actuar como pianista en el célebre Dunbar Hotel, frecuentado por las estrellas del espectáculo de raza negra.

Como Sarah Vaughan o Shirley Horn, Nellie comenzó a cantar a requerimiento del público que acudía a escucharla: "yo no me consideraba una cantante sino una pianista de jazz, R&B y boggie woogie". El éxito fue inmediato y Lutcher pudo acceder al muy exclusivo circuito de los night clubs y cabarets. Era la perfecta one woman show, cantante, pianista, compositora, arreglista y actriz, todo en una pieza.

Dave Dexter, un cazatalentos del sello Capitol, la escuchó cantando por la Radio y decidió incorporarla al sello para el que grababan Sinatra y Nat King Cole, entre otros.

Entre 1947 y 1950, la cantante y pianista se convirtió en una asidua de las listas de éxitos con temas como Hurry on down, He's a real gone guy, Fine brown frame, The pig latin song... Su éxito le llevó a Inglaterra, donde hubo de ser escoltada por la policía ante el acoso de los fans. En el año 1950 grabó a duo con Nat King Cole (Can I Come in for a Second? y For You, My Love). Desgraciadamente, no tuvo oportunidad de repetir.

Tratada como una pionera del rock & roll, en realidad, Nellie Lutcher fue una víctima de la eclosión de un género que arrasó cuanto encontró a su paso y llevó a más de uno a la oficina del paro. De un año a otro, su música pasó a estar demodé y las ventas de sus discos cayeron en picado. En el año 1952, Capitol decidió prescindir de sus servicios.

Nellie fue dando tumbos por un tiempo hasta que, en 1957, se decidió a tirar la toalla: la ex aspirante a estrella se dio de baja en el Sindicato de Músicos de Los Angeles y se retiró a su domicilio para dedicarse al cuidado de su prole. No regresaría a la vida pública hasta los años ochenta, convertida en una leyenda; el nombre de Nellie Lutcher figuraba ahora en los manuales al uso junto a los de las también cantantes-pianistas de raza negra Hadda Brooks, Mabel Scott y Paula Watson.

Uno de los últimos escenarios que pisó, en los años noventa, fue el célebre Michael's Pub de Nueva York donde cada lunes, actuaba Woody Allen tocando el clarinete. Se dice que nunca se vieron las caras.

La cantante y pianista de jazz Nellie Lutcher.
La cantante y pianista de jazz Nellie Lutcher.ASSOCIATED PRESS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS