Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:FIN DE SEMANA

La sutil armonía de los peces

Un acuario con 55 tanques abre sus puertas en la playa de Palma

A la vista quedan unos 8.000 ejemplares de 700 especies marinas en sus ecosistemas. Los visitantes espían sus calmados movimientos. Peces asno, rayas y tiburones conviven en columnas de azul.

Casi todo el mar se ha abierto en la playa de Palma, con la recreación para el ojo humano del hábitat natural de los océanos. Se trata de un recipiente gigante que contiene en píldoras reales cómo es la vida en los diferentes mares del planeta. Debajo de la arena, junto al Mediterráneo, se ha creado un paseo por la realidad de los mundos submarinos en el Palma Aquarium, un complejo de flora y fauna que se ha estrenado a siete kilómetros de la catedral. La mirada inquieta del visitante capta una cierta idea de cómo es la vida subacuática a través de 55 tanques distintos, en un recorrido mínimo de una hora y media que transcurre por distintos ámbitos oceánicos, desde el Mediterráneo familiar e inmediato hasta las antípodas coloristas de Oceanía.

Los escenarios con baja iluminación y penumbra para poder observar -espiar, casi- están en pequeñas y medianas peceras con mínimos peces, anémonas, caballitos o peces raíz. Hasta llegar al acuario principal, llamado Gran Azul, una piscina de 8,5 metros de profundidad y 3,5 millones de litros de agua salada. En la cara del curioso pasean en rara armonía manadas de doradas, diferentes familias de rayas, tiburones, dentón, xorics y pez asno con alas.

Exploraciones

La multinacional Coral World, que nació al abrir un centro en Israel y que tiene parques en Hawai y Australia, ha destinado 42 millones de euros a esta inversión en Mallorca. A mitad del largo viaje entre las aguas hay una ruta exterior, un paseo al sol en el que destaca el tránsito por una jungla tropical, una enorme hoya, con un sendero entre plantas, puentes y riachuelos, donde se genera un microclima. En la caminata de exploración se pisa una supuesta hojarasca creada por un tapiz de esquirlas de neumáticos regenerados.

Los mares, su flora y su fauna que se ven en la televisión, exagera el cine y recrea la gran literatura clásica de aventuras, quedan a la vista: desde los tiburones -de tamaño medio- hasta los pulpos enormes, las grandes masas de azul más las inquietantes y temidas medusas, cautivas en una columna blindada.

Dos curiosidades, unos peces planos, pequeños, como una mancha plateada. Un pez luna, exótico, estresado por su traslado del océano a otro mundo, quedó desganado y debió ser alimentado en la boca, casi con un biberón.

.

www.palmaaquarium.com Autobuses 15, 17 y 23. Salida 10 de la autopista Palma-Arenal. Calle de Manuela de los Herreros, 21. Palma de Mallorca. Teléfono: 971 26 42 75. Abierto a diario, de 10.00 a 18.00. La última entrada se vende a las 17.00. Precio: 18,50 euros (residentes, 15 euros). Niños de hasta tres años, gratis

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2007