Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Industria propone una subida de la luz para los hogares del 1,81% a partir de julio

El decreto prevé que la Comisión de la Energía revise las tarifas a partir del 1 julio de 2008

El Ministerio de Industria ya ha hecho los números. A partir del 1 de julio, la electricidad subirá un 1,81% (en media ponderada) para 21,7 millones de hogares. La propuesta, enviada el pasado viernes a la Comisión Nacional de la Energía (CNE), cumple con el anuncio de revisiones de precios trimestrales contenido en el Real Decreto aprobado en diciembre de 2006. En enero, la luz ya subió un 2,86% de media para los hogares. La buena noticias es que la tarifa del gas natural no subirá el próximo trimestre.

Por tramos, la subida de la luz será del 1,5% para los usuarios domésticos de menor consumo, unos 4,5 millones con una potencia contratada de hasta 2,5 KW; del 1,86% para los que consumen entre 2,5 KW y cinco KW -la mayoría,unos 15 millones de hogares- y del 5% para los consumidores con más potencia contratada, entre cinco KW y 10KW. Para la industria, las subidas oscilarán entre el 0,01% y el 1,22% (0,82% de media ponderada), según fuentes de Industria. No obstante, el grupo de empresas con consumo eléctrico, como las siderúrgicas, tendrá que pagar el 1,9% más.

Como novedad, el borrador de decreto prevé que, a partir del 1 de julio de 2008, sea la CNE la que se ocupe de revisar las tarifas y proponer las subidas o bajadas. Otro aspecto novedoso es la mención a la desaparición de las tarifas de alta tensión a partir, también, del 1 de julio de 2008. Fuentes empresariales señalaban ayer que la desaparición de este tipo de tarifas estaba prevista para el año 2009.

Marco favorable

La propuesta de Industria no ha sorprendido al sector a pesar de que los precios de la energía en los últimos meses se han orientado a la baja por factores como la buena hidraulicidad, la buena marcha de los parques eólicos y la contención de los precios de los hidrocarburos.

La razón -siempre hay alguna- de que los precios suban a pesar de que el marco parezca favorable a la bajada es que el sistema energético arrastra pesadas cargas de ejercicios anteriores. En 2006, el llamado déficit de tarifa (insuficiencia de los ingresos del sistema para atender los costes de producción) fue de 3.578 millones. Hasta julio, el déficit previsto es de 750 millones. La misma cantidad que el decreto prevé como nuevo déficit entre julio y septiembre. Así, a la vista de los números, no es difícil jugar a vidente: con toda probabilidad, habrá nuevas subidas.

El decreto tendrá ahora que ser analizado e informado por la Comisión Nacional de la Energía. El organismo que preside Maite Costa tiene 10 días para elaborar su informe -no vinculante-, antes de que sea aprobado en Consejo de Ministros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de junio de 2007