Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BNG cierra filas y apoya el acuerdo con el PSdeG para impulsar coalici ones

Quintana admite la posibilidad de excepciones locales que deben decidirse por consenso

El Consello Nacional del BNG respaldó ayer prácticamente por unanimidad el borrador de acuerdo marco municipal que garantizará a socialistas y nacionalistas apoyo mutuo en los ayuntamientos cuyas alcaldías dependen de la cooperación entre ambas fuerzas políticas. El portavoz nacional del Bloque, Anxo Quintana, se mostró ayer satisfecho del resultado de las negociaciones. La presencia de tenientes de alcalde únicos en los ayuntamientos en los que finalmente haya coalición, explicó, será suficiente para expresar que hay "dos referentes políticos", tal y como reclamaba el BNG.

El recuento final no deja lugar a dudas: 69 votos a favor del borrador de acuerdo, ninguno en contra y sólo cuatro abstenciones. El Consello Nacional que el BNG celebró ayer para ratificar el acuerdo con el PSdeG transcurrió en un ambiente de consenso y de respaldo a la negociación, tanto por los términos en los que fue planteada como por su resultado.

Socialistas y nacionalistas acordaron el viernes respaldarse mutuamente e impulsar gobiernos de coalición. Si se concretan, deberán incluir un teniente de alcalde para el socio minoritario del acuerdo, aunque, según el texto pactado, caben otras fórmulas siempre que sean el resultado de la voluntad de los grupos municipales

El portavoz nacional y vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana quiso trasladar, en nombre propio y en el del Consello Nacional, su "satisfacción" por el pacto, que en su opinión respeta "escrupulosamente la voluntad popular expresada en las urnas el 27 de mayo". Esa voluntad, explicó, establece que "en muchísimos municipios ninguna fuerza política" pueda gobernar en solitario y que, por tanto, "haya gobiernos de coalición". "Los ciudadanos no quieren que el BNG apoye al PSOE, ni que el PSOE apoye al BNG", razonó. "Si quisieran eso ya votarían por uno u otro". En su opinión, "los ciudadanos lo que quieren son gobiernos de coalición con dos referentes políticos claros y definidos".

El acuerdo, destacó Quintana, traslada a los municipios el modelo que el Bloque y el PSdeG ya aplican en la Xunta para dar continuidad al "cambio gallego" en los ayuntamientos, tanto en lo que se refiere a programas como a modelos de gobierno.

El líder del Bloque subrayó la importancia de que haya "un acuerdo nacional" porque "es necesaria una orientación política del proceso" aunque ahora el pacto deba concretarse en cada municipio en función de sus características de y la correlación de fuerzas existente.

El alcalde, explicó el portavoz nacionalista, será el candidato de la lista más votada. "La segunda lista tendrá una tenencia de alcaldía única para asegurar esos dos referentes políticos que los ciudadanos quieren que haya". Es, enfatizó, "un buen modelo de gobierno y un modelo moderno. Es la realidad en el 80% de los gobiernos europeos", añadió.

Quintana no quiso precisar si el pacto establece que la figura del teniente de alcalde tendrá más peso político, como pedía el BNG, porque la literalidad del acuerdo será pública el lunes. Sí precisó, sin embargo, que en ningún momento pretendió "que hubiera dos gobiernos ni dos alcaldes. Es imposible y además no deseable". Va a haber, precisó "un único gobierno y un único alcalde pero dos referentes políticos". Ese es el modelo de la Xunta que ahora trasladamos a los municipios".

En cuanto a las excepciones, el líder nacionalista admitió que puede haberlas, aunque sólo "cuando las dos fuerzas estén de acuerdo". "El espíritu tiene que ser un gobierno de coalición con dos referentes políticos claros", reiteró. Y en toda Galicia "eso se escenifica con un alcalde y un teniente de alcalde".

Quintana espera cerrar cuanto antes un acuerdo sobre las diputaciones. Los nacionalistas, explicó, creen que "llegó la hora de avanzar hacia un nuevo modelo de organización político administrativa" porque las diputaciones son "entidades obsoletas". No obstante, son conscientes de que en las elecciones obtuvieron "el 19% de los votos" y no pueden aspirar a que su programa se aplique íntegramente en los gobiernos provinciales de A Coruña y Lugo. No obstante, el BNG sí aspira a que "la gobernabilidad de las diputaciones sirva para avanzar en la dirección que desean.

Tres espacios políticos

El portavoz nacionalista explicó que los ciudadanos han decidido "con toda claridad" definir "tres espacios políticos en Galicia". La gente quiere que haya tres espacios "y uno de ellos es el reservado al nacionalismo. En unas ocasiones unos tienen más, y otros menos, pero siempre hay tres espacios consolidados y perfectamente definidos".

Por esa razón se "limita la realidad" cuando se habla de política en Galicia "únicamente en la perspectiva derecha-izquierda. Hay un tercer elemento", aclaró, "que es el nacionalismo. Un nacionalismo transformador y progresista", matizó Quintana, "pero un espacio político diferente que los ciudadanos consolidan elección tras elección".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de junio de 2007