Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno envía agua del Tajo a Daimiel por primera vez desde 2004

Los 800 miembros de la unidad militar de emergencias combatirán incendios en verano

El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel recibirá agua del Tajo por primera vez desde enero de 2004. Desde entonces, la superficie encharcada ha pasado de 1.000 hectáreas a 12, y gracias al bombeo artificial de agua del subsuelo. Ahora, el Gobierno ha autorizado un trasvase de 10 hectómetros cúbicos desde el Tajo a Daimiel de forma urgente, aprovechando que el cauce del Cigüela, el río por el que se manda el caudal, lleva agua. Además, el Gobierno autorizó un trasvase de 92 hectómetros del Tajo al Segura para tres meses (62 para abastecimiento y 30 para regadío).

Hace dos meses el Cigüela era sólo un cauce seco. Este río de Ciudad Real, como las Tablas de Daimiel, es un resto de La Mancha húmeda, que decenas de miles de pozos ilegales han convertido en estacionales. Pero tras las abundantes lluvias de primavera, el Cigüela volvió a llevar agua a Daimiel y elevó la superficie encharcada del parque hasta 68 hectáreas, aún muy lejos de las 1.600 que hay.

El caudal del Cigüela es importante porque es el cauce utilizado para mandar agua de socorro desde el Tajo a Daimiel. El agua sale de los embalses de Entrepeñas y Buendía (Guadalajara), viaja por el acueducto del trasvase al Levante y a mitad de camino es desviada por el Cigüela hasta Daimiel. Si el cauce está seco no tiene sentido trasvasar agua porque ésta no llega a su destino. Por eso el desvío de 10 hectómetros se hará "de forma prioritaria", antes de que el Cigüela se seque en verano, según anunció ayer la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona.

Después se trasvasarán los 62 hectómetros para el abastecimiento de más de 70 municipios de Alicante, Murcia y Almería, en los que residen en verano casi tres millones de personas, y 20 hectómetros para el regadío. La Junta de Castilla-La Mancha, controlada por el PSOE, consideró el trasvase de regadío una imprudencia, y los gobiernos de Valencia y Murcia, del PP, exigieron más agua para el campo.

Lucha contra el fuego

Además del trasvase, el Consejo de Ministros aprobó el plan de lucha contra los incendios en el verano. En él, Fomento se compromete a limpiar 27.744 kilómetros de vías férreas para evitar incendios por chispazos, e Industria invertirá 10 millones en limpiar los alrededores de las líneas eléctricas. Los medios aéreos con los que cuenta el Ministerio de Medio Ambiente pasan de 65 a 69. El número de personas que trabajan en las brigadas de extinción asciende de 601 en 2004 a 788 en 2007. La inversión de Medio Ambiente en la lucha contra los incendios supera los 100 millones, algo que, según el ministerio, duplica el presupuesto de 2004. Además, este verano se suma la unidad militar de emergencias, que según el Gobierno cuenta con 800 miembros.

Además, el fiscal coordinador de Medio Ambiente, Antonio Vercher, ha emitido una instrucción a todas las fiscalías para que controlen los vertederos ilegales y otros posibles focos de incendios, como tendidos eléctricos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de junio de 2007