Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La atención social, primera disputa para el acuerdo en Ourense

Los grupos negociadores de PSdeG y BNG realizaron ayer su primera toma de contacto previa a la formación del nuevo gobierno local que a partir del próximo día 16 presidirá el socialista Francisco Rodríguez y en el que el nacionalista Alexandre Sánchez Vidal será teniente de alcalde.

La elección de los representantes de ambos grupos pone sobre el tapete los intereses que cada formación defenderá a lo largo de los próximos días. Los socialistas están dispuestos a dar la batalla por el urbanismo -"algo que no vende mucho, pero por lo que apostamos por una cuestión claramente ideológica", señalan fuentes del partido- mientras el BNG opta por la parcela medioambiental y de vivienda pública.

Con este panorama más o menos aceptado, aunque pendiente de los matices, la batalla inmediata se librará en el área de los servicios sociales, en donde se incluye la Ley de Dependencia. El PSOE orensano reclama la división de la concejalía y se negaría a aceptar que ésta fuera una réplica de la Vicepresidencia de la Xunta en la que se incluye Dependencia, Mujer, Familia, Igualdad y Discapacidad.

Los socialistas, en especial las mujeres del partido, quieren una concejalía específica de Igualdad y Francisco Rodríguez parece haberlas escuchado, si se tiene en cuenta que en la comisión negociadora presentada ayer ha incluido a Marga Martín, concejala del grupo municipal socialista en el área de Servicios Sociales. Junto a ella ha sentado a negociar al independiente Agustín Fernández y a dos hombres del aparato: el veterano militante y ex secretario general del PSdeG Antonio Rodríguez, y el miembro de la ejecutiva local, Antonio Vallejo.

La delegación nacionalista la integran la responsable comarcal del BNG, Montse Nóvoa; el representante del consello local, David Cortón; la concejala representante del BNG en las comisiones de Hacienda en estos cuatro años, Ana Garza, y el concejal adscrito al área de Servicios Sociales, Andrés García Mata.

Cautela

En su presentación a los medios, Rodríguez y Sánchez Vidal fueron especialmente cautos en sus manifestaciones optando por expresar su propósito de llegar a un acuerdo para la formación del nuevo gobierno "cuanto antes". El nacionalista destacó la dificultad de poner en marcha un nuevo organigrama "como consecuencia de la situación heredada", al tiempo que reseñó lo "gratificante" que resulta la labor "pensando en los ciudadanos de Ourense".

Tanto el representante del BNG como el del PSdeG destacaron que el comienzo era sencillo, considerando los puntos genéricos en común de ambos programas. Francisco Rodríguez manifestó a este respecto su deseo de elaborar un programa de gobierno "incluso mejor" que el de cada una de las dos formaciones políticas. "Confío en que estas reuniones sirvan para enriquecer ambos programas", dijo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de junio de 2007