Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia pretende permutar el solar del nuevo estadio por suelo más barato

El Ayuntamiento exige una oferta equitativa con el valor futuro del suelo cedido

El Ayuntamiento rechazó ayer la primera oferta recibida por el Valencia CF para compensar los terrenos de la permuta del solar de la avenida de las Cortes Valencianas, donde irá el nuevo Mestalla. El club propiedad del constructor Juan Bautista Soler pretende que el intercambio de terrenos acordado se efectúe con la valoración actual de las escrituras. El Consistorio quiere que el terreno ofrecido por el club valga lo mismo que el solar del nuevo estadio cuando las instalaciones estén en servicio. El acuerdo está recurrido por el PSPV por desfavorecer al interés general.

El club prevé estrenar el nuevo campo para la temporada que comenzará en 2009

Después de las críticas de "pelotazo" recibidas por el Ayuntamiento por el trato de favor dado al Valencia CF, Alfonso Grau, concejal de Grandes Proyectos, quiso mostrar ayer dureza en la postura negociadora del gobierno municipal del PP. "No me las creo", esgrimió para explicar el rechazo a las valoraciones que el club ha hecho de las parcelas que va a ofrecer al Consistorio para compensar la cesión del terreno de la avenida de las Cortes Valencianas.

Los representantes del Valencia acudieron a la Junta de Gobierno con las escrituras de las parcelas bajo el brazo, dispuestos a que el precio actual fuese el que se tuviera en cuenta para negociar. "El valor de Cortes Valencianas no es del plan general, sino el que tendrá con su uso posterior", razonó Grau. Tres directivos del club negaron conocer la negociación y uno de ellos aseguró que se trata de un asunto "que lleva exclusivamente el presidente".

La intención del equipo municipal es que el Valencia ofrezca unas parcelas en el distrito de Ciudad Fallera, junto al parque de Benicalap, que permita ampliar este espacio público. Alfonso Grau explicó la pretensión municipal de hacerse con la alquería La Torre para realizar un centro social para el barrio. "Si en el terreno que ofrecen está la alquería, bien, y si no, nos habremos acercado un poco", explicó. Además, la importancia de ese enclave aumenta con la reciente inauguración del tramo noroeste de la ronda nord. La diferencia de valor entre el terreno que ofrezca el Valencia y la parcela del futuro estadio no puede superar el 40%, y el resto será pagado con dinero. Tres entidades especialistas en tasación serán las que valoren el precio medio de todos los terrenos.

El portavoz municipal socialista en funciones, Rafael Rubio, mostró su preocupación por saber la edificabilidad final que los redactores del proyecto den al solar donde crecerá el nuevo estadio junto edificios para oficinas, comercios y un polideportivo municipal. "El problema son los magos de la edificabilidad que siempre son los mismos y nunca favorecen a los intereses generales sino a los de unos pocos interesados", respondió. Rubio advirtió de que el acuerdo está recurrido en los tribunales y "va para largo". También añadió que las consultas electorales están para legitimar a los representantes, no para que se pueda hacer algo en contra de la ley. "Los imputados siguen siendo imputados", resumió para explicar que el recurso socialista al acuerdo entre Barberá y Soler sigue adelante. A pesar de la advertencia, el portavoz aclaró que su grupo permanece a la espera de que se haga público el acuerdo definitivo entre el club y el Ayuntamiento.

Alfonso Grau afirmó que "en una o dos semanas" estaría solucionada la negociación. El teniente de alcaldía explicó que la demora del acuerdo se debe a que el Valencia "puede haber tenido dificultades a la hora de adquirir los terrenos". Según el edil, el club prevé estrenar el nuevo campo para la temporada que comenzará en el 2009. La alcaldesa pretendía presentar a la ciudad como sede de la final para la Liga de Campeones de 2008. "Es perfectamente lógico que ellos quieran estrenar el nuevo estadio", comentó Grau, que unió la construcción del estadio a la del nuevo polideportivo municipal de Benicalap, que irá junto al campo y que será costeado por el club.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de junio de 2007