Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fundador de un sindicato amarillo alemán reconoce que Siemens lo financió

El fundador del sindicato AUB, Wilhelm Schelsky, ha reconocido al semanario Stern que Siemens le pagó para que actuase en interés de la compañía. En una entrevista que se publica hoy, Schelsky declara: "Actué como defensor de los intereses de Siemens. Hubo una orden clara; un plan de la presidencia central".

Schelsky, detenido desde febrero por cobrar de Siemens unos 45 millones de euros desde 2001 sin contraprestación, señaló que debía crear con el dinero una organización central. "Yo era totalmente independiente de Siemens para cumplir mi encargo. No hubo ni instrucciones sobre mi actividad ni petición de presentar informes", aseguró el fundador. La actual representante de AUB en el consejo de vigilancia de Siemens, Hildegard Cornudet, arguye que los miembros de AUB no conocían los detalles de la financiación del sindicato.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de mayo de 2007