Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una holandesa donará un riñón al ganador de un 'reality show'

Lisa, una holandesa de 37 años que padece un tumor cerebral incurable, donará un riñón en el curso de un programa de televisión ideado por el canal BNN y producido por Endemol (Gran Hermano). Presentado como un reality show, en El gran espectáculo de los donantes la paciente elegirá entre tres candidatos que competirán por convertirse en los receptores del órgano para un trasplante. El público también podrá aconsejarle enviando mensajes telefónicos.

La emisión, cuyo estreno está previsto para el próximo viernes a las 20.30 en la cadena estatal Nederland 3, ha provocado el rechazo de la Fundación Holandesa de Trasplantes. La consideran "cercana a la venta de órganos". A la Fundación del Riñón, por el contrario, le parece bien que se llame la atención sobre el problema, aunque "no apoyan estos métodos". La asociación que mantiene informados a los enfermos renales tampoco cree que deba "optarse por este camino".

Joop Atsma, diputado democristiano -partido mayoritario de la coalición de centro izquierda en el poder-, también ha expresado su repulsa a la idea. Además de lamentar "el estado emocional en que quedarán los dos perdedores" piensa preguntar sobre el particular tanto al ministro de Sanidad, Ab Klink, como al de Enseñanza, Cultura y Ciencia, Ronald Plasterk. Responsable asimismo de los medios de comunicación, este último era un reputado científico antes de meterse en política. Para Laurens Drillich, presidente de BNN, el mal gusto teórico del programa palidece "comparado con la falta de donantes, la lotería en que se ha convertido ser operado y la enorme cantidad de gente apuntada en listas de espera". Todo ello es lo que el programa pretende subrayar, en su opinión.

BNN es un canal fundado por Bart de Graaf, un popular presentador de televisión, enfermo renal y fallecido en 2002 a los 35 años. Las donaciones de riñones en vida están autorizadas en Holanda si se demuestra la "estrecha relación" entre ambas partes. De todos modos, la falta de órganos ha llevado a las autoridades a considerar la posibilidad de considerar a todos los ciudadanos donantes en potencia, si no declaran lo contrario.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de mayo de 2007