Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Girona | Elecciones 27M

El PSC es la fuerza más votada en la ciudad de Girona

En la ciudad de Girona, la actual alcaldesa socialista, Anna Pagans, gana pero no recupera la mayoría absoluta que obtuvo su antecesor, el actual consejero de Política Territorial y Obras Públicas, que dejó la alcaldía en 2002 para sumarse al equipo de Pasqual Maragall. Con 10 concejales, el PSC se sitúa como la fuerza más votada en el Ayuntamiento de Girona.

CiU, encabezada por primera vez por el periodista Carles Puigdemont, obtiene seis concejales, uno más que en 2003; ERC mantiene cuatro concejales e ICV-EUiA-EPM sube unol. El PP se convierte en la quinta fuerza en el consistorio gerundense. Estos resultados apuntan a una reedición del tripartito, que ha gobernado hasta la fecha y alejan la posibilidad de un pacto entre las fuerzas nacionalistas.

Hay otros cambios significativos en las principales ciudades de las comarcas de Girona. En Figueres, el candidato de CiU, Santi Vila, desbanca al socialista Joan Armangué tras 12 años al frente del consistorio. CiU obtiene 7 concejales, ERC 6 y el PSC pasa a ser la tercera fuerza en la capital del Alt Empordà. Armangué no ha resistido el desgaste originado por asuntos tan polémicos como la futura llegada del AVE a la ciudad.

En Olot, los socialistas pierden la mayoría absoluta. La lista encabezada por Lluís Sacrest obtiene 9 concejales, mientras que CiU consigue 7 y ERC 2. Como novedad, destaca la entrada por primera vez en el consistorio olotense de Plataforma per Catalunya (PxC), de Josep Anglada, que lidera el discurso xenófobo contra los inmigrantes, un colectivo muy numeroso en la capital de la Garrotxa.

En La Bisbal, capital de la comarca del Baix Empordà, el socialista y actual alcalde, Ramon Romaguera, pierde tres concejales y obtiene los mismos que Lluís Sais, el candidato de ERC.

En Banyoles, la capital del Pla de l'Estany, el regreso de CiU después de los problemas internos que impidieron su presencia en las municipales de 2003 ha supuesto un giro en el gobierno hasta ahora republicano. El convergente Miquel Noguer consigue ocho concejales, mientras que el candidato republicano, Joan Julià, se queda con seis. PSC pasa de seis a dos ediles, e ICV, que se presentaba por primera vez, consigue uno.

Convergència i Unió también gana en Ripoll, con ocho concejales. Jordi Munell desbanca a la actual alcaldesa, la republicana Teresa Jordà, que ha obtenido seis, mientras que el PSC-PM consiguen tres ediles. En las municipales de 2003, ERC y el PSC pactaron para impedir que el entonces candidato de CiU y ganador de las elecciones, Eudald Casadesús, accediera a la alcaldía.

Convergència i Unió también gana en Ripoll, con ocho concejales. Jordi Munell se queda a un concejal de la mayoría absoluta y se prevé la reedición de una coalición de izquierdas como sucedió en 2003, cuando ERC y el PSC pactaron para impedir que el entonces candidato de CiU y ganador de las elecciones, Eudald Casadesús, accediera a la alcaldía.

En otras poblaciones importantes como Salt (Gironès), el PSC ha ganado dos concejales y se sitúa como fuerza principal en el municipio, con nueve representantes. CiU mantiene los ocho ediles que había conseguido en 2003, pero el actual alcalde, Jaume Torramadè, tendrá que volver a pactar con alguna fuerza política si quiere revalidar el cargo. Este nuevo panorama político abre nuevas puertas a la formación de un nuevo gobierno. En Salt también destaca la pérdida de la representación de ERC en el consistorio.

En Blanes, uno de los municipios con mayor número de habitantes de la comarca de la Selva, el PSC revalida los resultados de 2003 y obtiene ocho representantes, seguido muy de cerca por CiU, con siete concejales, que también repite. ICV y ERC consiguen dos concejales y retrocede el Partido Popular, que pasa de dos a un representante.

También en la Selva, en Lloret de Mar, Xavier Crespo, el actual alcalde convergente sube de 9 a 11 ediles y alcanza la ansiada mayoría absoluta por la que luchó durante toda la campaña. El PSC se resiente de la retirada de la candidata Lucía Echegoyen y baja dos concejales, mientras que ICV y ERC se mantienen con uno y el PP baja de tres a dos representantes en el consistorio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 28 de mayo de 2007