Amnistía aplaude las decisiones de Interior para atajar los malos tratos

La sección catalana de Amnistía Internacional (AI) mostró ayer su apoyo a algunas decisiones adoptadas en las últimas semanas por el Departamento de Interior de la Generalitat para acabar con los episodios de supuestos malos tratos protagonizados por los Mossos d'Esquadra. Pep Parès, secretario general de AI-Cataluña calificó de "muy positiva" la instalación de cámaras en la comisaría de Les Corts porque "supone una garantía para los detenidos de que no serán maltratados y para los Mossos d'Esquadra, de que no serán acusados sin ninguna base".

Parés explicó que no tienen cuantificadas las denuncias por abusos policiales, aunque sí añadió que han aumentado. "Eso es positivo, porque indica que en Cataluña existe una sensibilización por ese tema", afirmó.

AI elogió también la iniciativa del consejero Joan Saura de crear un comité de ética de la policía para promover la buena conducta entre los agentes a través de un código deontológico. Este comité, el primero de estas características que funcionaría en España, serviría "para evitar los abusos policiales y para vigilarlos" y Amnistía Internacional participará como asesor externo.

El informe anual de AI relata tres episodios de malos tratos policiales en el capítulo referido a España. Uno lo protagonizaron los Mossos d'Esquadra en enero de 2006, cuando "pusieron fin violentamente a una fiesta tradicional callejera" en Arenys de Mar y golpearon a los participantes. El otro ocurrió en junio del año pasado, cuando un policía nacional asestó un puñetazo a una mujer que medió en la detención violenta de una desconocida. AI relata que la mujer fue pateada con las manos esposadas y al final acabó condenada por resistencia a la autoridad.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS