Reportaje:

Se buscan mujeres espía

El MI6 quiere reclutar nuevos agentes entre la población femenina británica

El Servicio Secreto del Reino Unido muestra, en su última campaña de reclutamiento laboral, especial interés en contratar mujeres. En su sitio de Internet, la agencia del MI6, como se conoce popularmente al cuartel general de los agentes secretos, se dirige directamente a la población femenina animándole a solicitar un puesto al "servicio de su majestad". Como James Bond, las futuras reclutas podrán participar de lleno en cada fase de una operación clandestina. Eso sí, las espías no necesitarán hacer gala excesiva de su sensualidad o atractivo físico. "El Servicio no utiliza este tipo de técnicas", advierte el cuestionario guía para aspirantes.

Dada la urgente necesidad de personal, ya no se exige título universitario para ingresar en el MI6

"Desde luego hay mucha acción, mucha aventura y es bastante interesante", explica una agente cuya identidad, por razones obvias, no se revela. En el buzón de Kate, otro de los apartados del portal electrónico del MI6, la versión femenina de James Bond ha recibido órdenes de viajar a un misterioso país, en Oriente Próximo probablemente, para interrogar a un eminente profesor que colabora con un sospechoso programa de armas químicas y biológicas. Kate, que se hará pasar por una investigadora autónoma, debe emprender el viaje en menos de 24 horas.

El MI6 se ha abierto ligeramente al público desde los atentados de 2005. Amplió entonces su programa de reclutamiento poniendo especial énfasis en las comunidades étnicas minoritarias del Reino Unido. Ahora quiere atraer a las mujeres de nacionalidad británica (uno de sus padres también debe serlo), solteras, casadas, con o sin hijos. Esto implica horarios flexibles, a tiempo parcial o completo. La agencia también garantiza a sus empleadas la posibilidad de pedir la baja maternal pagada durante seis meses y poder trasladar al resto de la familia al extranjero.

"Es alucinante lo mucho que aprendes en poco tiempo. Con el 11-S me enviaron al departamento contraterrorista y, después, a Asia. Todos nos trasladamos allí (mi marido, nuestros hijos y yo) y pasamos tres años empapándonos de una cultura diferente; trabajando y viajando; los niños estudiando en la escuela internacional. Desde que volvimos al Reino Unido, trabajo cuatro días a la semana para tener más flexibilidad con los horarios de mis hijos", explica Isabel, una veterana espía.

Tradicionalmente, el MI6 y su homólogo en seguridad nacional, el MI5, reclutan a sus futuros agentes entre las últimas hornadas de licenciados. Pero dada la urgente necesidad de personal, ambos servicios han ampliado horizontes de forma que un título universitario ya no es imprescindible en las solicitudes de trabajo.

Actualmente, el MI6 busca refuerzos para todas sus áreas de acción, primando a los profesionales con estudios en lingüística o con conocimientos de una segunda lengua. El español está, junto con el árabe, chino, urdu y persa, entre los idiomas que más necesita reforzar el Servicio Secreto en sus distintos departamentos. Todos los candidatos deben pasar una serie de pruebas y controles de seguridad.

El Servicio de Inteligencia Exterior se estableció en 1909 pero su existencia se reconoció en público en 1992. Poco a poco fueron desvelándose detalles: desde su ubicación, en el suntuoso y escasamente recogido edificio de Vauxhall, al sur del Támesis, a sus campañas de reclutamiento. Pero el secreto sigue siendo ley de vida en el MI6. Tan sólo se conoce la identidad de su director general: el sucesor de Mansfield Cumming (el famoso C de James Bond) es actualmente John Scarlett, uno de los involucrados en el escándalo del dossier sobre armas de destrucción masiva de Sadam Husein.

Sede del Servicio Secreto británico en Londres, vista desde el Támesis.
Sede del Servicio Secreto británico en Londres, vista desde el Támesis.EPA

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS