Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El informe pericial del 11-M descarta el explosivo de ETA y apunta que fue Goma 2

Los peritos discrepan sobre la dinamita de cuatro focos y el porqué de la presencia de DNT

El informe final sobre la prueba pericial de los explosivos del 11-M ya está listo y será entregado mañana. Ocho peritos oficiales y de parte han elaborado un documento de casi 1.000 páginas, de las que unas 200 son de conclusiones y explicaciones. Las fuentes consultadas aseguran que, aunque hay discrepancias sobre las sustancias halladas en cuatro de las 56 muestras analizadas, se confirma el uso de Goma 2, sin precisar si ECO o EC, pero se descarta la Titadyn usada por ETA. Esta pericial será debatida en la sala y se contrastará con los informes ya incluidos en el sumario.

Los peritos han trabajado durante todo el pasado fin de semana para ultimar el informe. Los ocho autores del trabajo estuvieron ayer reunidos para concretar algunos aspectos, reflejar sus discrepancias y dar la redacción final al documento. Las fuentes consultadas aseguran que todos están de acuerdo sobre las técnicas analíticas utilizadas y su adecuación para este tipo de estudios. Está previsto que el informe sea entregado mañana al tribunal que preside Javier Gómez Bermúdez.

El documento ocupa casi 1.000 páginas, cuajadas de gráficas y curvas sobre los análisis de las 56 muestras estudiadas. Las muestras proceden de los focos de las explosiones en los trenes, la bomba desactivada en Vallecas, el resto localizado en la Renault Kangoo, el artefacto recogido en la vía del AVE de Madrid a Sevilla y los pegotes de dinamita hallados tras la explosión del piso de los suicidas de Leganés. También se ha analizado una pieza de Titadyn de la decomisada a un comando de ETA el 28 de febrero de 2004, la noche antes de que el grupo dirigido por Jamal Ahmidan, el Chino, viajase de Asturias a Madrid cargado de Goma 2.

Las conclusiones y las explicaciones que ha querido dar cada uno de los ocho peritos (cuatro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y cuatro nombrados por las partes personadas en el proceso) ocupan unas 200 páginas. Las fuentes consultadas aseguran que sólo hay discrepancias severas sobre las sustancias analizadas en cuatro muestras estudiadas.

No es Titadyn

También discrepan sobre por qué se ha encontrado, aunque en cantidades minoritarias, una sustancia como el dinitrotolueno (DNT) en las partidas que son indubitadamente de Goma 2 ECO, pese a que este explosivo no la tiene en su composición, aunque sí la Goma 2 EC y la francesa Titadyn. De hecho, en las últimas semanas se han efectuado pruebas para precisar las cantidades exactas de cada componente explosivo, especialmente el nitroglicol, el nitrato amónico y el dibutilftalato, entre otras pruebas.

Las citadas fuentes explican que, en cualquier caso, ha sido prácticamente imposible ponerle un nombre comercial exacto a la dinamita que estalló en los trenes tras el análisis de los vestigios. Lo que sí aseguran es que lo que explotó en los trenes fue dinamita Goma 2, sin precisar si ECO o EC, y que de ninguna manera se utilizó Titadyn, la que ha venido usando ETA desde que la robó en Francia en 1999.

La presencia de DNT, incluso en los restos de explosivo intacto (en el que no hay duda que mayoritariamente es Goma 2 ECO), no está completamente resuelta. Los técnicos con mayor experiencia se decantan por la contaminación.

Durante el juicio ha sido proyectado en la sala un vídeo en el que se muestra cómo los dos tipos de Goma 2 citados estaban tirados de cualquier manera en las minas, de forma que cualquiera, en este caso los terroristas del 11-M, podrían haberlos cogido mezclados sin miramientos y haberlos amasado sin más miramientos. Los expertos, no obstante, siguen sin descartar una contaminación en la fábrica de Unión Española de Explosivos de Páramo de Masa (Burgos).

Fuentes de la Audiencia Nacional indican que la pericial sobre el informe encargado por el tribunal, que los peritos tendrán que debatir en la sala de vista, servirá para contrastar las conclusiones de los análisis que fueron incluidos en el sumario durante la fase de instrucción. O lo que es lo mismo, que los análisis del sumario siguen valiendo y serán comparados con el informe que será entregado mañana. Por lo tanto, será el tribunal el que, a la vista de todo lo analizado y concluido tanto en la investigación como en la sala, tendrá la última palabra sobre el explosivo cuando dicte la sentencia del 11-M.

Las citadas fuentes aseguran que la última prueba pericial será, de hecho, la relativa al informe general elaborado de forma conjunta por los técnicos de la Guardia Civil y del Cuerpo Nacional de Policía sobre todos los vestigios y el explosivo intacto hallado.

El análisis de los explosivos encargado por el tribunal, se ha convertido en vital para los teóricos de la conspiración, en su última esperanza para incluir la mano de ETA en el 11-M o para sostener otras tesis alternativas que también barajan. No obstante, ETA todavía planeará sobre el juicio, ya que habrá que debatir el informe sobre hipotéticos vínculos de esta banda y ETA y sobre similitudes en los sistemas de activación de bombas con teléfonos móviles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de mayo de 2007