Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Urbis gana más y factura menos

La inmobiliaria, en proceso de fusión con Reyal, resta trascendencia a sus últimos resultados

La inmobiliaria Urbis, en pleno proceso de fusión con la también inmobiliaria Reyal (una operación que la compañía estima que concluirá el próximo mes de junio), ha informado esta semana a la CNMV de los resultados que ha registrado en el primer trimestre del año. Urbis ha obtenido un beneficio de 76 millones de euros, un 73% más que en el primer trimestre de 2006, pero ha visto reducirse sus ingresos por la actividad inmobiliaria, 275,1 millones de euros, en un 4%. La compañía sostiene, sin embargo, que este dato "no resulta significativo ni indicativo de la tendencia esperada para el ejercicio completo".

Urbis, decidida a tranquilizar a los mercados en medio de la tormenta desatada desde hace unas semanas por el desplome bursátil de Astroc, insiste también en que la cifra de negocio obtenida por promoción residencial, 229,6 millones de euros, que es inferior a la contabilizada en el primer trimestre de 2006, se ha debido al efecto de la desigual distribución en el ejercicio de las entregas previstas de los inmuebles.

Rafael Santamaría mantiene los planes de cerrar la fusión en junio y lanzar una OPS para dotar de mayor liquidez en Bolsa a la compañía

Sus ingresos por venta de solares ascendieron a 34 millones de euros, con un margen del 38%, aunque los gestores de la compañía prevén un incremento sustancial en este negocio en los próximos meses.

Los ingresos por arrendamiento se han comportado mejor, aunque su peso relativo es pequeño en el conjunto de las cuentas del grupo. Han registrado un incremento anual del 5%, y se han situado en 11,5 millones de euros.

Las ventas comerciales de vivienda, por otra parte, han crecido un 20% en el trimestre, con lo que la cartera de pedidos pendientes de liquidar alcanzaba los 1.339 millones de euros a 31 de marzo.

El duro castigo que ha recibido en los últimos días Urbis en Bolsa, al igual que otras inmobiliarias, no ha variado los planes de su presidente, Rafael Santamaría, de realizar una oferta pública de suscripción de acciones (OPS) en junio, mes en el que se aprobará la fusión de Reyal y Urbis. Esta operación pretende dotar de mayor liquidez al grupo en el parqué, cuyo capital flotante se queda reducido a un testimonial 3,59% tras el cierre de la OPA de Reyal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de mayo de 2007