Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:Corina Porro | ALCALDESA DE VIGO Y CANDIDATA DEL PP | Elecciones 27M

"Las elecciones me resultan un rollo"

Desde hace tres años y medio, cuando fracasó el bipartito PSOE/BNG, Corina Porro (52 años) ocupa este despacho diáfano, atlántico, de la alcaldía de Vigo, por el Partido Popular. Fue consejera de Sanidad con Fraga en la Xunta, y le dio paso en el Senado. Es enfermera. Se emocionó al borde de las lágrimas cuando le preguntamos por alguien a quien idolatrara; fue su padre, que murió hace cerca de dos años. Tiene tres hijos, y en gran parte los ha criado sola. Las elecciones le resultan un rollo. Aquí explica por qué.

Pregunta. Dígame algo para que yo le vote.

Respuesta. Pasee. Vigo no es la de antes.

P. ¿Qué pasaba?

R. Era sucia. Era una ciudad de conflictos, con mucha bocina de coches.

"Estuve ahí. La del 'Prestige' fue la mejor gestión de la historia"

"Fraga me enseñó que hay que arreglar problemas y dejarse de 'caralladas"

P. ¿Lo hizo usted?

R. Mi cómplice fue la ciudad. Y en momentos puntuales también los otros grupos políticos. Menos con el PSOE, siempre encontré algún punto de encuentro con casi todos.

P. ¿Nunca se llevó bien con el PSOE?

R. Hay gente del PSOE en Vigo con la que me llevo bien. Pero el PSOE que hay en la ciudad no es el partido que sus votantes se merecen.

P. ¿Vender la gestión de uno no envanece un poco a las personas?

R. Por eso me resultan un rollo las elecciones. Hay muchos políticos a los que les encanta la época electoral. Deben ser los de pura raza, y no debo serlo.

P. ¿Qué le queda por hacer?

R. La otra mitad.

P. ¿Y se irá cuando termine la otra mitad?

R. Supongo. Hay vida personal aparcada.

P. ¿En qué consiste la otra mitad?

R. Desarrollar un plan general. Está hecho.

P. ¿Y por qué no está en marcha?

R. Porque hay un candidato socialista que lo ha paralizado antes de las elecciones.

P. ¿Se están vengando de usted los del PSOE?

R. Están queriendo que yo no me ponga una medalla, y se equivocan. Hay temas que deben de estar por encima de la campaña, y de los partidos.

P. ¿Y usted cree de veras que a ellos no les importa el interés general?

R. En el plan del que hablamos el candidato no está por el interés general, que es lo que me preocupa.

P. Usted dijo que Abel Caballero, su oponente socialista, vende humo. ¿Qué le compraría?

R. Unas zapatillas para andar por Vigo.

P. ¿En el PP cuáles son sus interlocutores?

R. Mariano. Es mi presidente. Hablo sobre todo con él. Ojalá tenga la oportunidad de ser presidente de España.

P. Dicen que estuvo desaparecida con el Prestige.

R. Estuve ahí, al frente de los voluntarios. Fue la mejor gestión de la historia. Pero muy mal comunicada, por el Gobierno y por la Xunta.

P. Afectó a su partido. Como Irak.

R. Vengo del mundo de lo social. Soy pacifista. Ninguna declaración mía disculpó aquella situación.

P. Fraga, su mentor. ¿Qué aprendió de él?

R. Que hay que solucionar los problemas y dejarse de caralladas.

P. Imagínese ganando o perdiendo. ¿Qué dice el espejo?

R. La misma: comprometida con lo que tiene entre manos, ser madre y abuela.

CONFESIONES DE LA CANDIDATA

Un sueño: Mis hijos, verlos bien.

Un libro: La planta de naranja lima, de Vasconcelos. La realidad que yo he palpado, el mundo del que sufre.

Un lugar: Mi casa, siempre.

Gente: Mi padre... Porque era honesto.

Una comida: El cocido gallego que yo hago.

Un secreto: Deja de ser secreto.

Una música: La gaita de Carlos Núñez, mi vecino.

Un momento amargo: La muerte de mi padre.

Un momento feliz: Cuando supe que sería abuela.

Qué le hace reír: Me río de todo.

Un sms: Vale la pena, siempre vale la pena luchar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 2007

Más información