Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CENTENARIO DEL CREADOR DE TINTÍN

PEQUEÑA GUÍA DEL UNIVERSO DE TINTÍN

El primer Tintín en español

En 1952, seis años antes de que la editorial Juventud comenzara a publicar en España los álbumes de Tintín, la editorial belga Casterman editó El secreto del Unicornio y El tesoro de Rackham el Rojo en castellano. Estos dos títulos, que conforman una sola historia, narran la vida de un antepasado del Capitán Haddock y la búsqueda de un tesoro, y ofrecen las primeras apariciones del profesor Tornasol y de Néstor, el mayordomo de Moulinsart, desde entonces residencia oficial de Haddock.

El álbum con más versiones

Las primeras aventuras de Tintín (excepto Tintín en el país de los sóviets) fueron publicadas inicialmente en blanco y negro y posteriormente redibujadas y adaptadas al formato de álbum a todo color. Pero La isla negra, aparecida en 1938 en la revista Le Petit Vingtième y como álbum en 1943, disfrutó de una tercera versión. El editor inglés de Tintín avisó a Hergé de algunos errores producidos en esta aventura ambientada en el Reino Unido; el creador belga envió a su ayudante Bob de Moor a Inglaterra para dotar de verosimilitud a la historia, y en 1965 apareció la que sería tercera y definitiva versión de La isla negra.

Una historia visionaria

Como Julio Verne, Hergé parecía estar dotado de un sentido especial para avanzarse en ciertos aspectos a la realidad. En 1950 empezó a publicarse en la revista belga Tintín Objetivo: La Luna, una aventura continuada en el siguiente álbum, Aterrizaje en la Luna. A pesar de tratarse de una historia de "ciencia-ficción", Hergé recabó la ayuda de diversos científicos para hacer más "creíble" el viaje espacial y el posterior alunizaje. Tintín y sus amigos se adelantaron 19 años al viaje del Apollo XI.

La aventura más personal

A finales de los años cincuenta, Hergé atravesaba una grave crisis personal. Atormentado por extrañas pesadillas en las que siempre aparecía el color blanco, desoyó los consejos de un psicoanalista y en lugar de abandonar su trabajo se concentró en la realización de Tintín en el Tíbet, su obra más personal y, posiblemente, el mejor álbum de la serie. Alertado también por un extraño sueño, Tintín está convencido de que su amigo Tchang ha sobrevivido a un accidente de aviación y se traslada hasta la cordillera del Himalaya para intentar rescatar a su viejo amigo.

Para saber más sobre

Tintín y Hergé

Las aventuras de Tintín se asientan sobre unas bases documentales perfectamente identificables. Objetos, edificios, medios de transporte, paisajes e incluso referencias políticas más o menos solapadas componen un mosaico del siglo XX que el experto británico Michael Farr descubre al detalle en el libro Tintín: El sueño y la realidad (editorial Zendrera Zariquiey).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 2007