Reportaje:Radiografía de EXTREMADURA | Elecciones 27M

Unas elecciones sin Ibarra y un futuro sin fondos de la UE

El debate político extremeño se centra en un polémico proyecto de la Junta para hacer una refinería de petróleo

Juan Carlos Rodríguez Ibarra no se presenta a las elecciones del 27-M. En Extremadura, esto significa que este año la comunidad autónoma tendrá, por primera vez desde su constitución en 1983, otro presidente. Los principales candidatos son Guillermo Fernández Vara, del PSOE, y Carlos Floriano, del PP. Cualquiera de los dos le va a cambiar la imagen exterior a la comunidad autónoma después de décadas de personalismo. Pero también tendrá que gobernar una época de catarsis en la economía extremeña: el fin de los fondos de cohesión europeos.

EN BOCA DE TODOS Una refinería de petróleo

junta a ecologistas y PP

Prácticamente no se puede tener una charla estos días sobre política en Extremadura sin acabar hablando de un proyecto para levantar una refinería de petróleo en Tierra de Barros, al sur de Badajoz. El proyecto está apadrinado por la Junta y apoyado por sindicatos y empresarios, pero cuenta con la oposición del PP y de los ecologistas. "El PP se opone porque Ibarra hizo de esto un asunto político", opina Julián Carretero, secretario regional de CC OO. "Ibarra lo asumió como un hito político, e inmediatamente la gente se posicionó a favor y en contra". Si el PP gana las elecciones, paralizará el proyecto. Pero su sindicato está completamente a favor. "Como negocio para la región es importantísimo. Es una inversión de 1.500 millones de euros. Creará 3.000 empleos directos y tendrá una facturación de 5.000 millones al año, que son unos 2.300 millones en impuestos. De eso, un 33% lo gestionan las comunidades autónomas. Es decir, sólo con la refinería se pagaría la factura de la Consejería de Educación".

En cuanto a los empresarios, José Jarones, presidente de la Cámara de Comercio de Cáceres, cree que "si alguien quiere invertir y cumple con la normativa ¿por qué no se va a hacer?". Para Jarones, "los espacios naturales ya están protegidos".

Para los ecologistas, sin embargo, el proyecto invade una de las zonas más bellas de Extremadura, Tierra de Barros, y además es una industria obsoleta condenada a la desaparición. "Se apuesta en el siglo XXI por una industria del XIX", resume

. Y la razón última, dice González, es que "se quiere sacar de la refinería los 600 millones que vamos a perder con el fin de los fondos europeos".

MEDIO AMBIENTE ¿Peligra la costa interior?

Un tercio del territorio de Extremadura es espacio protegido. En esta legislatura se ha logrado además convertir Monfragüe en Parque Nacional. Pero la principal organización ecologista de Extremadura, Adenex, alerta de que los desastres urbanísticos empiezan a llegar a una región que, en parte gracias a una ínfima densidad de población, mantiene enormes espacios naturales. "Somos un millón de habitantes y tenemos las dos provincias más grandes de España", dice José Jarones, presidente de la Cámara de Comercio de Cáceres. Extremadura no tiene mar, pero sí pantanos, la costa interior. La batalla ecologista se centra en estos momentos en un proyecto urbanístico en el embalse de Valdecañas, en la ruta de los Ibores, cerca de Navalmoral de la Mata. Se trata de un espectacular embalse del río Tajo, con una isla en el medio, en donde se va a construir un campo de golf, un hotel, un balneario, playas artificiales, áreas comerciales y una urbanización de 300 chalés. El lugar, además de su valor paisajístico, es una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) y está incluido en la Red Natura 2000 de la UE. "Como este, hay otros 10 proyectos en la región", asegura José María González, presidente de Adenex.

"No nos oponemos al crecimiento", aclara González. "Es verdad que sin crecimiento urbano en los pueblos Extremadura echaría el cierre. Pero se debe contar con la población. Se debe crecer cerca del casco urbano y nunca en una dimensión tal que se coma al propio pueblo", como en Valdecañas.

ECONOMÍA Comienza una era sin subsidios europeos

La economía extremeña se enfrenta a un horizonte que aún no está resuelto. La región recibirá las últimas ayudas de la UE al desarrollo en el periodo 2008-2013. A partir de ahí, nada. La economía propia que sustituya a esos subsidios tendrá que ser definida en esta legislatura que empieza. "La revolución industrial ya la hemos perdido. El siglo XX nos dejó atrás. Pero aún podemos tomar la revolución tecnológica", dice José Jarones, de la Cámara de Comercio de Cáceres, para quien "si apostamos por la tecnología y el I+D tenemos más futuro que si ponemos industria".

La opinión es ampliamente compartida. Francisco Duque, rector de la Universidad de Extremadura, no lo duda: "Hay que aprovechar los últimos fondos europeos para apostar por la tecnología y la sociedad de la información. Porque la industria, como viene se va. No hay más que ver Cádiz".

EL FUTURO DEL CAMPO El ibérico extremeño,

para Extremadura

También habrá que buscar otro modelo de producción en el campo. El 82% de los cerdos ibéricos que se crían con bellota en la dehesa extremeña se exportan a Salamanca y Huelva. Allí es donde se hace la curación de los jamones que luego saldrán al mercado como Guijuelo o Jabugo, no con la denominación de origen de Extremadura. Así lo explica Ángel García, presidente de la patronal agraria Asaja. "En Extremadura no hay capacidad para manufacturar lo que produce el campo".

"Lo que hace falta es un agricultor que se deje de pamplinas. Que deje de mirar al cielo a ver si llueve, y que se convierta en empresario", dice Julián Carretero, de CC OO. "El dinero no debe ir a subvención de cultivos, sino a desarrollo rural. Es decir, que no hagamos sólo melocotones, sino melocotón en almíbar". Ángel García, está de acuerdo con él: "Ibarra ha tardado 24 años en darse cuenta de que el agricultor es un empresario más. Hasta ahora se ha identificado con Los santos inocentes y con la 'milana bonita". Los dos, sindicatos y patronos, utilizan exactamente las mismas palabras para decir que es urgente "un gran pacto por la agricultura en Extremadura".

Pero en el mantenimiento de las ayudas directas al cultivo "hay intereses de todo tipo", explica Julián Carretero, de CC OO. "Oficialmente, hay 12.000 autónomos del campo que se reparten 570 millones de euros en ayudas europeas. Pero también hay más de 60.000 jornaleros con rentas paupérrimas. Por lo que te puedes imaginar los intereses que hay para que el campo siga como está".

ADIÓS A IBARRA La herencia no se discute,

el personaje sí

Como dice José Jarones, presidente de la Cámara de Comercio de Cáceres, "24 años de Gobierno dan para desarrollar un proyecto político enorme". El PSOE ha implantado una política de gasto social en Extremadura que, tras más de dos décadas, hace que la sanidad o la educación apenas sean temas electorales. Pero preguntado por consecuencias negativas del personalismo de Ibarra, Ángel García, de Asaja, le achaca ciertas dificultades de la economía. "Aunque los extremeños se han sentido defendidos por él, nos ha enfrentado con otras comunidades autónomas y ha limitado la inversión exterior en la región. Ibarra ha mantenido una imagen de caudillo en el interior y de bellotari fuera".

LO QUE DICEN LOS CANDIDATOS

Guillermo Fernández Vara (PSOE)

"Tenemos que seguir creciendo en el futuro sin dejar de ser como somos.

En las ciudades grandes de España se vive, en la Extremadura rural se convive"

"Aunque no esté Ibarra, están nuestras ideas, nuestros principios, nuestros compromisos con la gente"

"Nosotros queremos ser el partido de aquellos que sólo cuentan con su voto"

"Si hoy los ciudadanos no confían en la política es porque creen que nos preocupan más nuestros problemas que los suyos"

En Extremadura, "el 85% nos sentimos de clase media, el discurso de ricos y pobres ya no se sostiene"

Carlos Floriano Corrales (PP)

"Vamos a lograr la Extremadura de la calidad"

"Lo que no se ha resuelto en 25 años no se va a hacer en los cuatro próximos"

"No gobernaré más de ocho años"

"Dimitiré si un paciente espera más

de 30 días para operarse"

"Hay que industrializar Extremadura para evitar que los jóvenes tengan

que marcharse"

"Creo que la presencia de la Administración es un elemento que

lo que hace es impedir el progreso en vez de facilitarlo"

"En Extremadura está asentada la idea del cambio"

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 09 de mayo de 2007.

Lo más visto en...

Top 50