Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEFONÍA

Las operadoras buscan el despegue del Internet móvil con tarifas más populares

La conexión permanente ha saltado de las empresas al consumidor privado - En España se calcula un mercado de 10 millones de clientes - Movistar lanza la oferta de un euro por conexión diaria, sin altas

La historia de Internet ha ido pasando por distintas etapas. Todas a la velocidad de la luz. El inicio era tener Internet o no tenerlo. Aquello que hoy suena a "tener agua corriente o no tenerla", aún se mantiene en un pequeño sector de la sociedad española que dice que no lo necesita, pero está llamado a ser un reducto de la población.

Después llegó la necesidad de una conexión rápida, que se va incorporando a buen ritmo. En este caso, la necesidad no sólo de leer, sino de oír música o ver vídeos y enviarlos a los amigos. Esta necesidad de la conexión rápida se vio satisfecha por el ADSL.

Las conexiones a Internet a través de banda ancha superaron por primera vez los seis millones de líneas durante el mes de agosto, según datos de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). Es una penetración de 13,6 líneas de banda ancha por cada 100 habitantes.

La última etapa, Internet en todas partes, también ha abierto un nuevo nicho de negocio. Se trata de un Internet móvil, que funciona con las redes móviles (GPRS, 3G, HSDPA) para navegar con un PC (a través de módem USB, tarjeta internet móvil o incluso conectando el teléfono móvil 3G al PC), a través de PDAs y/o a través del teléfono 3G (sin PC).

El mercado está preparado, coinciden todas las operadoras. Y la batalla, servida. Telefónica Móviles de España estima que hay un mercado potencial de 10 millones de españoles a los que potencialmente les gustaría estar conectados siempre a Internet. Otras operadoras, como Orange, coinciden en la cifra. Y que hay clientes dispuestos a pagar. Hasta ahora el mercado era pequeño y, sobre todo, echaba para atrás algunas ofertas poco claras que no especificaban el gasto real.

La recién lanzada apuesta de Movistar para el mercado residencial -un euro por conexión diaria -no requiere darse de alta y el servicio, ya sea a través del teléfono móvil o del ordenador, se conecta a la mejor red disponible (GPRS, 3G o HSDPA). El precio es independiente a la tecnología que se use.

"Hasta ahora el cliente pagaba por volumen de datos. La tarifa limitaba el uso porque no sabía exactamente qué tráfico va a realizar y podía llevar a un consumo infinito", dice Marco Masip, jefe de producto de Internet Móvil residencial en Telefónica. "Ahora simplificamos tarifas y además acotamos el uso".

¿Qué supone la oferta de Telefónica de 10 megas por euro para un internauta medio? Masip afirma que 10 MB en navegación por ordenador equivale a 21 páginas de elpais.com, o 500 emails de 20 kilobytes, o 30.000 mensajes instantáneos. Para Masip es sencillo: "Hay cinco millones de clientes de ADSL que buscan una solución para conectarse fuera de su emplazamiento habitual". El perfil del cliente es esporádico, no quiere compromisos porque no sabe cuándo va a usar el servicio.

Vodafone lanzó en noviembre Navega y Habla, una combinación de voz y datos para competir con el ADSL en movilidad ya que permite acceder a Internet desde cualquier sitio. "La acogida ha sido excelente", dicen fuentes de Vodafone, que no quieren aún revelar cifras. La operadora explica que hay variedad de tarifas para acceder a Internet desde un entorno móvil como el ordenador. "Sin embargo, Internet móvil tiene que venir desde el teléfono móvil para acceder a servicios como Google adaptados al terminal. En eso se trabaja. El siguiente paso es ver quién será capaz de generar los mejores servicios".

Pese a los buenos augurios de conexión ligada al móvil, la navegación a través del teléfono todavía es difícil. Nada comparado con el ordenador. A la vez, los portátiles son más baratos, más resistentes y pesan menos. "Con más de 45 millones de clientes, es posible que en breve la penetración de Internet móvil sea de más del 20%", dicen en Orange. La operadora lanzó hace algo más de un año un servicio similar al de Telefónica. A 31 de diciembre había en España 3.825.000 clientes 3G. El 60% correspondía a Vodafone, el 29% a Telefónica, el 11% a Orange y el resto a Yoigo (unos 25.000). Yoigo tiene una oferta centrada en la navegación con el teléfono. Sus clientes pagan 1,20 euros al día sin límite de tráfico. "En 2007 la navegación móvil crecerá. A finales de año, más del 50% de los teléfonos vendidos serán 3G", asegura Johan Andsjo, consejero delegado de Yoigo. Para Andsjo la clave es simplificar las tarifas para dar seguridad al cliente.

A la conexión móvil, sin embargo, le quedan retos por superar como mejorar la cobertura y aumentar la velocidad. Los próximos meses serán interesantes en esta batalla, que es algo más que una guerra de precios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de mayo de 2007