China endurece las adopciones para evitar a los solicitantes homosexuales

Los nuevos requisitos exigidos por China para la adopción internacional, que dan prioridad a las parejas heterosexuales casadas, sanas y con un alto nivel de estudios e ingresos,

entraron en vigor ayer. El CCA no permite adoptar a homosexuales, a los que considera "personas con desorden mental" y la ley china sólo reconoce el matrimonio entre hombre y mujer. Para alcanzar la "idoneidad", los solteros aspirantes a padres están obligados a añadir a la documentación una declaración firmada ante notario de que son heterosexuales, paso suficiente para superar el filtro chino.

Las nuevas medidas pueden afectar a futuras solicitudes de españoles, que en 2006 acogieron a 1.800 menores chinos. España, EE UU y Canadá son los países con el mayor número de adopciones en China.

Las nuevas disposiciones, recogidas en el formulario perjudican a solteros, homosexuales, obesos y mayores de 50 años, entre otros. Aunque la Ley General de Adopción (1992) no ha cambiado, el Centro Chino de Adopciones (CCA), institución encargada de su aplicación, impuso nuevos criterios para la idoneidad. "Solamente completa requisitos", añadió un portavoz oficial.

El director del CCA, Xing Kaimin, explicó que hay menos niños para adoptar y se buscan las mejores familias posibles, proteger los intereses de los huérfanos y acortar el tiempo de espera a los más cualificados. Los solicitantes (siempre un hombre y una mujer, casados y menores de 50 años) deberán contar con un patrimonio superior a 80.000 dólares (58.600 euros) e ingresos que permitan cubrir con al menos 10.000 dólares anuales (7.300 euros) a cada miembro de la familia, incluido el niño a adoptar.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS