_
_
_
_
_
Elecciones presidenciales en Francia

El ultraderechista Le Pen llama a la "abstención masiva"

El líder del Frente Nacional pide a sus votantes que se reserven para las legislativas de junio

Jean-Marie Le Pen instó ayer a sus seguidores a "abstenerse masivamente" el próximo domingo. El líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), que hace 10 días consiguió tan sólo el 10,44% de los votos, muy lejos de la cifra que le permitió, hace cinco años, disputar a Jacques Chirac la segunda vuelta de las presidenciales, hizo ayer un llamamiento a los 3,8 millones de electores que le votaron el pasado 22 de abril para que no voten ni por el candidato de la derecha, Nicolas Sarkozy, ni por la socialista, Ségolène Royal.

El 60% de los electores de Le Pen votará a Sarkozy, y el 20% a Royal, según los sondeos
Más información
Royal acusa a Sarzoky de querer "reescribir la historia" de Francia

Le Pen pidió a sus votantes que no respalden a Royal para "vengarse del atraco de Sarkozy", en clara referencia a la campaña sistemática del candidato de la Unión por un Movimiento Popular (UMP) para hacerse con parte de sus electores, trufando su programa con elementos que hasta ahora habían sido un coto vedado de la ultraderecha, concretamente, los referentes a la inmigración y la identidad nacional. Según Le Pen, "sería ilusorio y peligroso" votar por la candidata socialista porque tiene el apoyo de la extrema izquierda y quiere "regularizar a los inmigrantes clandestinos".

Pero también sería "insensato", añadió Le Pen, "aportar nuestros votos a un candidato

que sigue considerándonos extremistas y que no nos considera republicanos".

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los militantes del FN, encabezados por Le Pen, celebraron ayer en París el tradicional desfile en homenaje a Juana de Arco. Los malos resultados electorales se hicieron notar. No más de 2.500 personas, según la policía (15.000, según los organizadores), recorrieron la distancia entre la estatua ecuestre de la heroína francesa y la plaza de la Ópera, donde Le Pen pronunció su discurso. "Invito a los electores que confiaron en mí a que no concedan su sufragio ni a la señora Royal ni al señor Sarkozy, y que se abstengan masivamente", dijo.

"Sólo quedan en liza dos candidatos, y los dos son representantes oficiales de partidos y de políticas que en 30 años han llevado a Francia al borde del abismo político, económico, social, cultural y moral", dijo el líder ultraderechista. Para resarcirse de la derrota, Le Pen aconsejó a sus huestes que "se reserven" y aplacen "la legítima venganza" por la derrota sufrida el pasado día 22 de abril a las elecciones legislativas que tendrán lugar el 10 y 17 de junio. El líder del FN recordó también a sus seguidores que Sarkozy se opone a modificar el sistema electoral mayoritario a dos vueltas que ha impedido la presencia del partido en la Asamblea Nacional, pese a que representa hasta a un 18% de los franceses. La pérdida de electores a favor de Sarkozy se explica, según Le Pen, por el "ejercicio de ilusionismo" llevado a cabo por el candidato de la derecha durante la campaña. Los sondeos señalan que algo más del 60% de los electores del FN votarán por Sarkozy el próximo domingo, mientras que el resto se divide a partes iguales entre Royal y la abstención.

Sarkozy, por su parte, pareció aliviado ante la llamada a la abstención del líder ultraderechista. Una consigna de voto a su favor hubiera sido lo más parecido al abrazo del oso, hubiera permitido a la candidata socialista asimilar a Sarkozy con la extrema derecha, agitando la idea de un pacto FN-UMP. Sarkozy se mostró totalmente indiferente ante el anuncio de Le Pen. "Yo no hago campaña para tener los votos de Jean-Marie Le Pen o François Bayrou

[el candidato centrista que llegó en tercer lugar], hago campaña para ser el candidato del pueblo francés".

Quienes tampoco se pronunciaron oficialmente por ningún candidato fueron los sindicatos, que ayer celebraron la jornada del Primero de Mayo. A título personal, tanto sus cuadros dirigentes como sus simpatizantes mostraron su rechazo a la candidatura de Sarkozy.

Jean-Marie Le Pen, durante su discurso de ayer en París.
Jean-Marie Le Pen, durante su discurso de ayer en París.ASSOCIATED PRESS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_