Los ayuntamientos acusan a Madrazo de "deslealtad" por la ley de Servicios Sociales

El proyecto abre un nuevo frente de discordia con los municipios añadido al de las diputaciones

El presidente de Eudel, el peneuvista Karmelo Sáinz de la Maza, acusó ayer al Departamento de Vivienda y Asuntos Sociales, que dirige Javier Madrazo, de "falta de lealtad" hacia el traajo desarrollado por los ayuntamientos en relación con la ley de Servicios Sociales. Madrazo ha presentado un anteproyecto de la misma con críticas de las diputaciones por no contra con ellas. Sáinz de la Maza agregó que se ha actuado con "frivolidad" y urgencia por motivos electorales en un asunto que "todavía no está maduro". Es el segundo frente que se le abre a Madrazo en su relación con los ayuntamientos y también en una ley de enorme relevancia. El anterior tuvo por motivo la controvertida ley de Suelo.

Más información
Una persona con dependencia podrá cobrar hasta 1.014 euros al mes
Eudel aplaza a septiembre debatir la ley Municipal

Madrazo parece condenado a mantener una relación dificultosa con los ayuntamientos respecto a las principales leyes que promueve su departamento. Le ocurrió con la de Suelo, aprobada finalmente gracias a un acuerdo con el PSE-EE, y le ha vuelto a pasar con el anteproyecto de ley de Servicios Sociales.

El consejero ha presentado el texto públicamente en dos ocasiones en los últimos dos meses, abriendo una primera brecha con las diputaciones, que se quejaron de que lo hubiese dado a conocer sin consensuarlo previamente con ellas y después con los ayuntamientos. Las instituciones forales y locales son las encargadas de aplicar efectivamente muchas de las cuestiones que quiere tasar la ley. Eudel, la representación corporativa de los 251 municipios vascos, le afeó ayer también su conducta. En un caso y en otro, la financiación y la prestación y control de los servicios son el caballo de batalla.

Tanto las diputaciones como Eudel conocían el borrador, pero no se había producido ningún consenso sustancial al respecto cuando Madrazo lo presentó en una rueda de prensa el pasado 14 de febrero. Hace ocho días, llevó un segundo borrador a unas jornadas en Bilbao a las que asistieron representantes de los sectores afectados.

Esa actuación tiene un tono electoralista tanto para las diputaciones como para los consistorios, según la sugerencia que ayer realizó Sáinz de la Maza.

El proyecto presenta ya de por sí grandes dificultades para un consenso, como todas aquellas cuestiones de calado en las que se implica a la totalidad del entramado institucional y se cuestionan competencias y reparto de recursos. El de los servicios sociales resulta un terreno especialmente sensible y las líneas generales que debían inspirar la ley sí se habían trazado de modo consensuado para febrero pasado en un proceso muy laborioso.

Sáinz de la Maza lamentó la "falta de lealtad" del departamento para con los ayuntamientos, cuyo órgano de representación llevaba muchas horas trabajadas para realizar aportaciones al borrador inicial.

Ambas partes, y también las diputaciones, habían celebrado ocho reuniones, con 57 horas de trabajo en total, en un primer intercambio de reflexiones, cuando ayuntamientos y diputaciones se vieron sorprendidas por la presentación pública del segundo borrador, el que Madrazo planteó el pasado día 20, que las otras instituciones sólo conocieron la tarde anterior por correo electrónico, siempre según el relato del presidente de Eudel. "Con respeto, pero con firmeza, pedimos seriedad", dijo. "Nos vimos extraordinariamente sorprendidos en nuestra buena fe y ése no es el mejor método para buscar el acuerdo en una materia clave", advirtió con rotundidad.

El presidente de Eudel criticó en concreto que el consejero haya dado a conocer el anteproyecto cuando todavía "no se ha clarificado el reparto competencial en los servicios sociales". "Tampoco sabemos nada sobre la financiación de los mismos. No hay un estudio sensato sobre cómo se va a soportar el esfuerzo añadido" que supondrá la prestación de los servicios contenidos en la ley, abundó.

Sáinz de la Maza afirmó que los municipios seguirán trabajando para consensuar el proyecto, pero para ello pidió a Madrazo "respeto y seriedad". A juicio del presidente de Eudel, el consejero se ha dejado vencer por "las tentaciones de ofrecer novedades en un asunto tan sensible en período preelectoral" y ha presentado un texto que aún "requiere mucho trabajo": es muy difuso en lo referido al reparto competencial y sólo contiene referencias muy genéricas a la financiaciónde ese nuevo escenario en la prestación de servicios sociales, insistió.

El anteproyecto prevé que el 80% de los servicios se financien a través de los impuestos y descarta que las viviendas de los beneficiarios formen parte del pago, como pretendían las diputaciones. Éstas y los ayuntamientos habían aceptado ya la existencia de un catálogo de prestaciones y atribuir la planificación al Gobierno.

Madrazo concretó ayer tarde en el Parlamento que espera que el próximo mayo se inicie la tramitación del texto, informa Pedro Gorospe. El titular de Asuntos Sociales respondió así al secretario general del PSE, Patxi López, quien le pidió que fiajes los plazos de una vez, toda vez que lleva desde 2004 anunciando el proyecto de ley. "Le pediría más voluntad y eficacia y menos publicidad porque ya nos ha vendido dos veces ese asunto y todavía no pasa de tener un borrador, que ni siquiera está consensuado con quien va a tener que ejecutarla, las diputaciones", enfatizó López. "Existe un alto grado de acuerdo", le replicó Madrazo, quien contestó en sustitución del lehendakari, Juan José Ibarretxe, a quien iba dirigida la interpelación socialista.

Sáinz de la Maza, durante su rueda de prensa de ayer en Bilbao.
Sáinz de la Maza, durante su rueda de prensa de ayer en Bilbao.T. BERRUEZO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS