Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno impugnará listas de ANV pero descarta por ahora su ilegalización

Acción Nacionalista Vasca niega que pretenda continuar la actividad de Batasuna

El Gobierno ha encargado una investigación a las Fuerzas de Seguridad del Estado sobre las 255 listas que Acción Nacionalista Vasca (ANV) ha presentado en el País Vasco y Navarra e impugnará aquellas que no se ajusten a la Ley de Partidos. Pero descarta, de momento, ilegalizar dicha organización. Ayer, los representantes de ANV aseguraron que ésta no tiene vocación de "llevar a cabo ni la sucesión ni la continuación de ninguna formación política", en alusión a Batasuna, y reivindicaron sus estatutos, que datan de 1930 y repudian la violencia.

El Gobierno impugnará aquellas listas de ANV que, de acuerdo con la Ley de Partidos, supongan una continuidad de Batasuna, pero también tendrá en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. El Ejecutivo no trabaja, de momento, con el objetivo de ilegalizar ANV.

"Es la marca de un partido con más de 70 años de vida, vuelto a legalizar en 1977, tras la reinstauración de la democracia, y en cuyos estatutos, que ayer reivindicaron públicamente sus representantes, se repudia la violencia. Plantearse la ilegalización de un partido ya es de por sí complejo y hacerlo con una formación de estas características es de enorme complejidad", insistieron fuentes gubernamentales.

Además, el Gobierno, una vez analizada la trayectoria de ANV, concluye que ha defendido su autonomía y desmiente que "haya sufrido un golpe de mano desde Batasuna". A finales de 2000, ANV decidió en asamblea defender su continuidad y no se plegó a la reclamación de la Mesa Nacional de Batasuna de disolverse en la organización de Arnaldo Otegi, cuando la coalición electoral Herri Batasuna, de la que había formado parte desde 1979, se convirtió en partido político.

Dos años después, a mediados de 2002, ANV reafirmó en otra asamblea su continuidad como partido de la izquierda abertzale, al margen de Batasuna.

No obstante. el Ejecutivo impugnará aquellas listas que tengan continuidad con Batasuna, pero de acuerdo con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional que, en su sentencia de 2005 contra agrupaciones sucesoras de Batasuna, ya advirtió: "Este tribunal no puede admitir que se confiera relevancia alguna al hecho de que dos candidatas integradas en la agrupación hayan concurrido por los partidos ilegalizados a las elecciones municipales de 1983 y 1991 y lo hagan ahora en las autonómicas en puestos tan poco relevantes como los números 17 y 25".

Ayer, en su primera comparecencia pública tras la presentación de sus candidaturas en los municipios del País Vasco, los principales dirigentes de ANV, Kepa Bereziartua y Antxon Gómez, aseguraron que ANV no tienen vocación de "llevar a cabo ni la continuación ni la sucesión de ninguna formación política".

En una comparecencia en un hotel en Barakaldo -solicitada por el Antxon Gómez y con una factura a nombre de ANV- este partido cargó contra el PP y contra la "caza de brujas" que, a su juicio, han lanzado los populares y su "búnker mediático" para lograr la ilegalización de ANV por ser un tapadera de "ETA-Batasuna". Ambos acusaron al PP de manipulación y recordaron que nunca se ha iniciado ningún procedimiento para ilegalizar ANV, "tampoco cuando el PP estuvo en el Gobierno", precisaron.

Los máximos dirigentes de la formación que se separó de Batasuna en 2001 aseguraron, en una intervención en la que no permitieron preguntas, que aspiran a cambiar la ley de partidos por su carácter "antidemocrático" y el resto de legislación "injusta con los derechos civiles e individuales y colectivos de nuestro pueblo". Y agregaron que intentarán lograr este objetivo "desde el diálogo, la negociación, el convencimiento, la movilización social y la fuerza de los votos".

También reivindicaron los principios fundacionales recogidos en sus estatutos de 1930, cuyo artículo 2 -que ayer no citaron expresamente- repudia la violencia.

REPUDIA LA VIOLENCIA.

El artículo 2º de los estatutos de ANV-EAE dice que dicho partido persigue, "como objetivos, la consecución de la autonomía para el País Vasco y una decidida acción tendente a la construcción de una sociedad equilibrada, demócrata, lo más justa posible, y que repudia la violencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007

Más información