Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El colegio público Censal de Castellón recibe el Premi Vicent Ventura en su octava edición

El colegio público Censal de Castellón de La Plana recibió anoche el octavo Premi Vicent Ventura, que se otorga, en memoria y homenaje al periodista, a una persona o colectivo que se haya distinguido por su trayectoria cívica, democrática y de compromiso con el País Valenciano. El veredicto de los integrantes de la comisión del premio destaca el hecho de que el colegio "ha cumplido con creces" lo que se proponían los padres y madres en sus estatutos, que no era otra cosa que "defender una enseñanza pública, en lengua catalana, de calidad, laica, arraigada al medio y abierta al resto de sociedades y culturas" con el fin y el objetivo de formar buenos profesionales y personas comprometidas.

Castellón acogió ayer el acto de entrega del premio que otorga anualmente una comisión integrada por representantes de las Universidades Jaume I y de Valencia, la Unió de Periodistes Valencians, los sindicatos CC OO-PV, UGT-PV, STEPV, la Unió de Llauradors i Ramaders y varias personas a título individual.

El colegio Censal fue el primer centro público que empezó a dar la enseñanza íntegramente en valenciano en las comarcas de Castellón, el año 1983. Recogía el espíritu cooperativo y de trabajo en equipo de la escuela infantil El Rogle. En este sentido, aportaba la simbiosis y la participación conjunta de maestros, padres y niños para practicar la democracia más participativa en que se entendía la escuela.

La comisión valoró también los esfuerzos por mantenerse como una comunidad educativa basada en la participación activa de todos sus miembros y, en esa línea, destacaron que la escuela Censal ha sido un modelo de integración y de formación de todos sus componentes, durante casi 25 años de funcionamiento que se cumplirán el año que viene.

El reconocimiento no se limitó al colegio como institución sino que se extendió, con un reconocimiento explícito a los primeros maestros del colegio: Anna Verdoy, Fina Felip, Nati Gutiérrez, Josep Lluís Doñate y Daniel Mateu, y a todos los que han seguido hasta llegar al actual claustro, dirigido por Reyes Serrano.

Esta última manifestó ayer su satisfacción y resaltó que se trata de un premio cuyo valor fundamental es la trayectoria cívica "que ha sido la característica de toda la vida del centro". Admitió que no es fácil mantener este compromiso pero precisó que todo depende de "las ganas que se tengan. Hay que tener muchas ganas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de abril de 2007