Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Noriega rueda escenas de acción en Vigo

El actor protagoniza la película 'Canciones de amor en Lolita's Club', de Vicente Aranda

Cada día ruedan "dos minutos y medio de película", explica Vicente Aranda, rápidamente interrumpido por el actor Eduardo Noriega, "y a veces ni eso". Pero los dos minutos que cada día arrancan a Vigo son suficientes para revolucionar una ciudad no muy acostumbrada al mundillo del celuloide, aunque con Los lunes al sol de Fernando León se hiciese un máster acelerado.

Vicente Aranda está rodando en Vigo Canciones de amor en Lolita's Club, la cuarta adaptación que hace de una obra de Juan Marsé, un escritor con el que el director se siente muy identificado: "Tenemos más o menos la misma edad, vivimos en la misma ciudad, tengo la sensación de que tenemos unas vidas muy paralelas, por lo que me resulta muy fácil hacer una adaptación de sus novelas". Eso sí, con absoluta carta blanca, "si no, me niego a adaptar novelas, porque a los autores no suele gustarles el resultado", reconoce Aranda.

Vicente Aranda ha venido a buscar el Vigo más sórdido y menos agraciado

La nueva película del barcelonés se grabará en Vigo y Alicante. La ciudad gallega protagoniza el inicio y el final del metraje, aunque las quince escenas en las que es protagonista estarán terminadas antes del domingo. Los vigueses no verán en la gran pantalla una ciudad agraciada, porque Aranda ha venido buscando el Vigo más sórdido. "Queríamos respetar Vigo porque aparece en la novela de Marsé, y cuando vinimos nos dimos cuenta de que aquí las cosas son de piedra, reales, como necesitábamos".

Noriega, que arranca suspiros por donde pasa, se desdobla en esta película, en la que interpreta a dos gemelos. Uno, el personaje oscuro, es Raúl Fuentes, un policía de Vigo malencarado y violento "que no es capaz de querer a nadie, ni siquiera a sí mismo". El otro personaje, Valentín, es todo lo contrario: es un deficiente intelectual dulce, tierno y adorado por todos.

"Los dos personajes se complementan, aunque son muy distintos", explica Noriega, quien reconoce que "es quizá la interpretación más difícil de mi carrera". A pesar de este doble papel, ni cobrará dos veces ("aunque todo se puede renegociar", bromeó), ni se plantea modelos interpretativos como el Dustin Hoffman de Rainman. "Cuando comencé a leer el guión pensé en Rainman, también recordé la excelente interpretación que hace Di Caprio en Quién ama a Gilbert Grape, pero es que esos personajes tienen poco que ver con Valentín.

Aranda quiere estrenarla en Navidad, aunque su equipo no es tan optimista. En todo caso, estará en el cine antes de un año. A Vigo se ha desplazado un equipo de 50 personas, aunque del elenco protagonista sólo está Noriega, ya que el resto de los actores no tiene escenas en esta ciudad. Con Noriega compartirán pantalla Flora Martínez (Rosario Tijeras) y la chica Almodóvar Yohana Cobo (Volver). Sólo un actor gallego, Xosé Manuel Olveira, Pico, (Pratos combinados) aparecerá en pantalla en un papel destacado. Pero todos los extras que aparecen en las escenas de Vigo, casi medio centenar, se han contratado en Galicia.

Los dos últimos días han grabado desde todos los ángulos posibles una escena de acción. En ella, además del actor, intervienen dos especialistas en moto y tres extras, uno de ellos una niña. La lluvia de ayer, lejos de entorpecer el rodaje, "ha conseguido algo que en cine casi nunca sucede: hemos terminado de rodar antes de lo previsto", cuenta Aranda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 2007