Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Tras 33 años a cuenta del Estado...

Jacques Chirac vivirá en un apartamento de 180 metros junto al Sena

Por primera vez desde 1974 Jacques y Bernadette Chirac no vivirán a cuenta del Estado. El todavía presidente y su esposa llevan 33 años consecutivos habitando en residencias oficiales: de primer ministro, de alcalde o de presidente. Ahora, a partir del 16 de mayo, fecha prevista para el traspaso de poderes, vivirá en un apartamento de 180 metros cuadrados, junto al Sena y frente al Louvre. ¿De propiedad o de alquiler? No se sabe.

Bernadette lleva varias semanas organizando el traslado. A la nueva vivienda del quai Voltaire ya han llegado las estatuillas africanas o taínos de la colección del presidente, así como sus libros, algunos muebles y pertenencias.

Cuando Chirac llegó al Elíseo se encontró con que su antecesor, Mitterrand, había recuperado para él todo el mobiliario que utilizaba De Gaulle. Fue un detalle amable del viejo presidente socialista, que prefería tener muebles modernos.

Nadie sabe aún con seguridad quién sucederá a Chirac pero lo que es evidente es que el gusto de nuevo rico de Sarkozy o la voluntad de modernidad de Royal romperán con la tradición que encarnaba Chirac.

Durante sus casi veinte años al frente del ayuntamiento de París Chirac dispuso del que debía ser el mayor apartamento de París: mil metros cuadrados. Y durante esa época él y varios de sus camaradas de partido y equipo municipal se vieron envueltos en conflictos inmobiliarios, acusados de servirse del parque de viviendas de alquiler protegido para alojar a amigos y correligionarios.

La fortuna del presidente Chirac y su esposa sube, según su declaración de impuestos, hasta 1,4 millones de euros. Tiene un castillo en el departamento de la Corrèze que él valora en 500.000 euros, una casa de campo en la misma zona estimada en 60.000, una colección de obras de arte que valen 200.000 euros y acciones por valor de 415.000. Además, entre los dos y en siete cuentas corrientes distintas, tienen unos 70.000 euros más. Otra propiedad, su antiguo apartamento en la rue de Seine, es hoy de Claude Chirac, una de las hijas del matrimonio.

El general De Gaulle, cuando dejó el poder, se retiró en su mansión campesina de Colombey Deux-Eglises.

El presidente Giscard pasó a vivir cerca de Clermont-Ferrand pero conservó un apartamento parisiense y el presidente Mitterrand no volvió al domicilio familiar que ocupaba su esposa sino a un apartamento de alquiler en una avenida céntrica pero muy tranquila.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 25 de abril de 2007