Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un inmigrante de Senegal es objeto de una agresión nazi en Gandia

Tres jóvenes de aspecto nazi, vestidos con botas y con la cabeza rapada, agredieron a primera hora de la noche del sábado en la calle Mayor de Gandia a una persona de Senegal vecino de la capital de La Safor. A. K. caminaba tranquilamente por la calle cuando uno de los racistas le propinó un fuerte codazo, mientras los otros dos se reían. Cuando A. K. preguntó a los agresores por el motivo de su actitud, uno de ellos le escupió en la cara. El inmigrante senegalés intentó sacar el móvil para llamar a la policía, pero sus agresores se lo impidieron y empezaron a golpearle. Dos de ellos le propinaban patadas en el tórax, en las piernas y golpes en la cabeza, mientras el tercero lo sujetaba por el cuello.

Los policías locales que acudieron al lugar de los hechos llamaron a una ambulancia, que trasladó a A. K. hasta el hospital San Francesc de Borja. Los agentes identificaron a los agresores. Anoche no constaba ninguna detención por esta agresión racista.

Colectivos antirracistas de Gandia emitieron ayer un comunicado de repulsa: "Hacemos un llamamiento a la sociedad civil a repudiar estos hechos; a los partidos políticos a que actúen y se impliquen en contra de esta lacra, teniendo en cuenta que no es la primera vez que se han producido hechos tan deplorables como este en Gandia; a las fuerzas de seguridad para que persigan a los violentos; a la justicia para que aplique las leyes que amparan los derechos humanos", señalaba el escrito, que contó con el apoyo de CGT La Safor, la Comissió d'Ajuda al Refugiat, CEAR PV, la Coordinadora Antifeixista Intercomarcal y Maulets.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 23 de abril de 2007