Análisis:A LA PARRILLA
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Superviviente

No es que Rajoy haya batido a Zapatero por medio millón de telespectadores, es que ZP no pudo durante aquel jueves con los frikis del Dr. House. Lo que verdaderamente cuenta en la tele no son las cifras brutas del audímetro ni el programa del adversario político, sino los programas de la competencia televisiva. Mientras Rajoy, utilizando el bolígrafo como muleta, huía como gato escaldado de las grandes cifras macroeconómicas desde un minimalismo gallego de andar por casa en zapatillas y por vez primera no aparecía en público ni crispado ni sudado (¿benzodiazepina?), las tropas de famosos y famosillas de Telecinco desembarcaban ruidosamente por tierra, mar y helicóptero en las playas de Honduras para tomar la isla maldita de Supervivientes.

Ésa fue la verdadera competencia y la gran hazaña de Rajoy el jueves pasado. Porque a ningún político se le ocurriría competir en Europa o Estados Unidos con el estreno de Supervivientes, La isola dei famosi, Survivor o comoquiera que se titule ese global reality que arrasa en todas las partes menos aquí. También en este terreno ganó Rajoy y parece mentira que los linces de Telecinco hayan programado el desembarco hondureño de Supervivientes en el momento que el superviviente coruñés pasaba examen en los Estudios Buñuel frente al tribunal popular de los 100+3 (Aznar, Acebes y Zaplana). Morbo contra morbo y dado el patio político de vecindad, no había comparación entre ver la actuación del Gran Crispador disfrazado durante dos horas en negacionista de las célebres teorías de la conspiración y la crispación, que ver las tetas y tangas de las invasoras de la isla.

La diferencia frente al rival fue ese medio millón elevado a categoría de resultado electoral. Vale. Pero sigamos haciendo las cuentas honestamente. Porque la culpa de la derrota de Zapatero la tuvo Cuatro (como suena), que no desprogramó aquel martes la serie House con su 14% de un share adicto y mayoritariamente votante de ZP, y eso suma mucho más de medio millón. Mientras que Rajoy, con o sin ansiolíticos, sólo tuvo como competencia Supervivientes, Cámara café y Anatomía de Grey.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS