Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:La ampliación del suburbano

Villaverde ya está a media hora de Sol

"Me he puesto mi primera corbata después de 33 años". Antonio Pardo, un vecino de la Ciudad de los Ángeles de 74 años, está de fiesta. La ocasión lo merece. Villaverde ya tiene metro. La ampliación de la línea 3, con siete estaciones y 8,7 kilómetros de longitud, permite a los vecinos de los barrios del sur -Almendrales, Las Carolinas, Orcasitas, Orcasur, San Fermín, El Espinillo, Ciudad de los Ángeles, San Cristóbal y Villaverde- llegar al centro de Madrid en menos de media hora. En esa zona viven más de 160.000 usuarios potenciales.

"Han convertido la fiesta en un acto del PP", se quejan las asociaciones de vecinos

Villaverde llevaba más de 30 años de reivindicaciones. Décadas de coger el autobús hasta Legazpi y tomar allí el metro. Sus vecinos vivían en el único distrito sin metro de toda la ciudad.

"Me he pasado años explicándole a la gente que esto no era un pueblo de las afueras, ya no tendré que dar más explicaciones", contaba Esther Moreno, una vecina. Y la alegría de dejar de estar a la cola se notó ayer en la calle. Miles de vecinos desbordaron los alrededores del auditorio de El Espinillo, junto a la nueva parada de San Cristóbal. Fueron a ver de cerca el metro, a montar a sus hijos en las atracciones hinchables, a esperar pacientes su ración de una paella para 3.500 personas en una cola que daba la vuelta al auditorio. Por la noche, la fiesta siguió con un concierto de Isabel Pantoja. El movimiento vecinal, que durante años se ha manifestado con pancartas y trenes de cartón, quería exactamente eso, una celebración de vecinos. "Sin políticos ni discursos", según María Prado de la Mata, de la Asociación de Vecinos de San Cristóbal.

Pero en medio del jolgorio se colaron la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre y el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. Juntos protagonizaron una de sus inauguraciones más largas, hora y media de sesión fotográfica de una estación a otra. Entraron montados en la cabina del conductor a Almendrales, la primera estación de la prolongación, donde recogieron a la prensa. En la parada del hospital Doce de Octubre salieron a saludar a los vecinos, que esperaban tras una valla. Aguirre apartó la reja y recibió su primer baño de multitudes. Decenas de vecinos

aguantaban el calor y los empujones para decirle unas palabras. "¡Qué Dios te bendiga!", le gritó un hombre. "¡En mi casa tienes siete votos!", le prometió un incondicional. Otra mujer aplaudía con la lagrimilla a punto de salir. "¡Presidenta, presidenta...!". Hubo encuentro con los trabajadores, discursos, besos a niños y abrazos a ancianos. Todo rodeados de un enjambre de cámaras que corrían entre las escaleras para sacar la mejor foto. "¿Por qué hacéis tantas? Si son iguales", llegó a decir Gallardón.

El despliegue irritó al movimiento vecinal. "Han convertido la fiesta de los vecinos de Villaverde en un acto del PP", se quejó De la Mata tras el recorrido. "Deberían haber invitado al resto de grupos políticos, que también apoyaron en la lucha".

A Paco Rodríguez, portavoz de la coordinadora de Usera y Villaverde, le molestó que los llevaran "como meros acompañantes". "Nos han recogido en estaciones diferentes, en lugar de invitarnos a todo", añadió. Les respaldaron los representantes de Almendrales, Orcasur, Villaverde Bajo y El Espinillo.

El diputado socialista José Quintana tildó la inauguración de "circo mediático desmesurado y escandaloso". Y criticó los 180.000 euros "que parece ser que paga" FCC por la fiesta. Fomento de Construcciones y Contratas es la constructora responsable de la ampliación, cuyo presupuesto asciende a 620 millones de euros.

San Fernando a 21 paradas del centro

Cuando abra la ampliación de la línea 7 (Metroeste), un vecino de la calle de San Fernando en San Fernando de Henares estará a 21 paradas del centro de Madrid. Para calcular el tiempo, el Consorcio Regional de Transportes aplica una media de dos minutos por parada, así que el recorrido se completa aproximadamente en 42 minutos, con tres transbordos. El primero, en la estación de Estadio Olímpico, donde se cambiará de un tren a otro de la misma línea por el andén central. En Pueblo Nuevo hay que cambiar a la línea 5 hasta Callao. Una parada en la 1 y estamos en Sol.

Tarifa: 1,75 euros por billete combinado o 46,90 por un bono mensual de adulto.

Desde Marqués de la Valdavia en metro

Metronorte, que abre la próxima semana, permitirá trasladarse desde la avenida de Marqués de la Valdavia, en Alcobendas, hasta la Puerta del Sol en un tiempo estimado de 38 minutos. El recorrido incluye 19 paradas y dos trasbordos. El primero es en la misma línea 10, ya que en la futura estación de Tres Olivos los usuarios deberán bajar y subir a otro vagón a través de un andén central. El segundo trasbordo es en Tribunal, donde se toma la línea 1. Tres paradas después el metro llega al centro de la ciudad.

Tarifa: 1,75 euros por billete combinado. El bono mensual de adulto sale por 46,90 euros. Para menores de 21 años, 29,75 euros.

Menos de una hora desde Boadilla

Un vecino de la avenida del Nuevo Mundo, en Boadilla del Monte, podrá llegar al centro de Madrid en 50 minutos, cuando entre en funcionamiento la nueva línea de metro ligero, cuya inauguración está prevista entre el 4 y el 9 de mayo.

El recorrido incluye 25 paradas y dos trasbordos. El viajero debe subir en Nuevo Mundo hasta Colonia Jardín. Allí, el metro ligero conecta con la línea 10 (Puerta del Sur-Hospital del Norte) hasta Tribunal, donde hasta la Puerta del Sol por la línea 1 quedan otras tres paradas.

Tarifa: Aunque incluye tres zonas (B1, B2, A) el billete combinado sale por 1,75 euros. El bono mensual de adulto, por 53,55 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 22 de abril de 2007

Más información