Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La disidencia cubana firma un documento en defensa de la democracia

Dos semanas después del viaje a Cuba del ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, la mayoría de los líderes de la oposición que criticaron su visita han firmado un documento en el que proclaman su unidad en la defensa de objetivos comunes desde la diversidad de los proyectos que lideran. La declaración Unidad por la Libertad defiende el respeto de los derechos humanos y la democracia, reclama la liberación inmediata e incondicional de los presos políticos y aboga por el respeto de la pluralidad y el cambio pacífico.

Suscriben Oswaldo Payá, el líder del Proyecto Varela; Martha Beatriz Roque y René Gómez Manzano, de la Asamblea Para Promover la Sociedad Civil; Elizardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos; y Vladimiro Roca, de Todos Unidos. También lo firman Laura Pollán y Miriam Leiva, de las Damas de Blanco, el colectivo de mujeres familiares de los 75 disidentes condenados en el 2003 a largas condenas de cárcel.

"No aceptamos que el reconocimiento y respeto de los derechos de los cubanos en las leyes y en la práctica sean condicionados a la situación internacional ni al estado de las relaciones de Cuba con otros Estados ni a arreglos ni pactos con otros Gobiernos", dicen los firmantes, la mayoría de los cuales no acudió el 4 de abril a una convocatoria de la Embajada de España para mantener un encuentro con un alto funcionario un día después del final de la visita de Moratinos.

El Partido Solidaridad Democrática y la organización socialdemócrata Arco Progresista, que lidera Manuel Cuesta Morúa, presentaron hace una semana un proyecto de concertación política con el objetivo de promover una agenda de derechos humanos, declarando que el resultado alcanzado por Moratinos durante su visita -el establecimiento de un mecanismo de diálogo institucional sobre derechos humanos con las autoridades- había sido positivo. Cuesta Morúa y Eloy Gutiérrez Menoyo, de Cambio Cubano, fueron los únicos líderes opositores que acudieron a la Embajada española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de abril de 2007