Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos viviendas tenían registrados a 85 electores en Os Blancos

El alcalde popular de Os Blancos, José Antonio Puga, ha tenido que poner freno al crecimiento "desorbitado" del censo electoral que se acumulaba en dos casas de su municipio: la del anterior regidor por su mismo partido, José Antonio Rodríguez Ferreira, y la de un tío de éste que vive fuera de la localidad. Entre los dos domicilios sumaban 85 nuevos empadronamientos registrados en el censo de finales de 2006.

El regidor actual reconoce que las fluctuaciones en el censo, especialmente en periodos electorales, "son disculpables cuando se empadronan dos o tres familiares", pero el caso de la familia Rodríguez Ferreira le pareció "exagerado". Por tal motivo, se puso en contacto con el Instituto Nacional de Estadística (INE) y desde el Ayuntamiento abrió un expediente para comprobar la veracidad del crecimiento del censo. Entre la institución local y el INE se llegó a la conclusión de que 80 de las 85 nuevas incorporaciones no eran reales.

El alcalde de Os Blancos señala que las "circunstancias especiales" que se daban en este caso eran muy llamativas: 85 personas censadas en dos viviendas, el mismo modelo de solicitud en todos los casos, la misma letra y hasta las mismas firmas. "Era demasiado", sostiene el regidor.

Curiosamente, el propietario de las viviendas, Rodríguez Ferreira, es el más entusiasta seguidor de José Luis Baltar entre los políticos orensanos, hasta el punto de que, cuando era alcalde, dedicó un busto al presidente de la Diputación y del PP provincial. El ex alcalde está inhabilitado para el ejercicio de la política por sentencia judicial, pero promueve la lista electoral de Terra Galega a ese municipio, al tiempo que apoya al PP provincial y hace campaña para el candidato popular de un municipio próximo, Baltar, según señalan sus vecinos.

La singularidad política de Os Blancos, con 900 habitantes, se pone de manifiesto en estos comicios con la presentación de cinco candidaturas. PP, PSdeG, BNG, los independientes de ADEI y Terra Galega compiten por hacerse con el control del gobierno local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2007