Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tribunales de cuentas exigen más claridad en los presupuestos

La demanda de información presupuestaria por parte de los tribunales de cuentas es creciente. Al pulso planteado por el Tribunal de Cuentas al Gobierno en la fiscalización de los Presupuestos se suman los órganos autonómicos, que reclamaron ayer a las administraciones que cuando presenten las cuentas públicas incluyan objetivos concretos e indicadores, con el objetivo de analizar mejor la eficacia de su gestión.

Por ejemplo, que en un plan de atención a discapacitados que tiene una dotación presupuestaria concreta se añadan indicadores como el número de beneficiarios, las plazas necesarias, las horas de atención requeridas, el número de profesionales que lo van a llevar a cabo, etcétera. Andalucía y Cataluña ya lo están empezando a hacer.

Los 12 tribunales autonómicos, reunidos ayer en Barcelona en una conferencia de presidentes, acordaron priorizar su tarea de fiscalización en las, a su juicio, "áreas de riesgo": subvenciones, obras públicas y urbanismo. Especialmente en los ayuntamientos, tras los recientes escándalos urbanísticos.

Dichos órganos sugieren, asimismo, "establecer objetivos ligados a las retribuciones" para los funcionarios, puesto que "el sistema de remuneración en España no estimula la productividad del trabajador público", dijo el síndico mayor de Cataluña Joan Colom.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2007