Alicante es la tercera provincia con más matriculaciones de automóviles nuevos

Las empresas de alquiler de coches para turistas elevan hasta 1,2 millones los vehículos

Más coches que personas. La provincia de Alicante se ha situado en los últimos meses como la tercera en número de matriculación de vehículos, sólo por detrás de Madrid y Barcelona. La Jefatura Provincial de Tráfico estima que el parque móvil de vehículos ronda el millón doscientos mil, pero en los meses de julio y agosto circulan por la red viaria dos millones más de coche por los turistas. Alicante tiene censados 1.783.555 habitantes, incluidos los menores de 18 años que no conducen, con lo que al final sobre el asfalto hay casi tres millones de coches, muchos más que personas.

Alicante es la única provincia de España con tres potentes áreas metropolitanas
En pequeños pueblos el número de coches es superior al de personas censadas

El pasado mes de marzo Alicante alcanzó un nuevo récord de matriculación con 18.217 vehículos, de los cuales 15.170 fueron turismos. En Madrid se matricularon en el mismo mes 59.803 y en Barcelona 26.633. Según los últimos datos de la Dirección General de Tráfico (DGT) la matriculación en Alicante supera con una amplia diferencia a los 2.704 matriculados en Castellón o los 10.497 de Valencia. "Llevamos meses que en trámites administrativos nos situamos en tercer lugar, tanto en expedición de carnés, como en matriculación", admite Francisco García-Caro, jefe provincial de Tráfico en Alicante. Hace meses provincias como Málaga, Sevilla o Baleares superaban a Alicante en matriculación de turismos nuevos.

El auge reciente de la matriculación en Alicante tiene varias explicaciones, la principal de ellas son las empresas de rent a car, que atienden a la demanda de un gran volumen de turistas que llegan a Alicante, fundamentalmente al aeropuerto de L'Altet y que requieren un coche de alquiler para poder desplazarse por la costa y el interior. "Hay días que viene una determinada empresa de estas y solicita matricular centenares de vehículos de golpe", admite García-Caro, que destaca la "buena calidad y amplia oferta de la flota de coches de alquiler". El fenómeno adquiere unas dimensiones extraordinarias en algunas pequeñas localidades que oficialmente llegan a tener más coches matriculados que vecinos en el pueblo, la explicación es sencilla: los impuestos de circulación son más económicos. Busot es un ejemplo, en esta pequeña localidad de L'Alacantí de algo más de 2.500 habitantes tienen registrados 7.625 vehículos. En las comarcas del interior, en Fageca (El Comtat), con apenas 93 habitantes censados, 699 vehículos pagan el impuesto de matriculación. En la Marina Baixa, en la localidad de Orxeta consta que tiene 3.029 vehículos y sus habitantes son tan sólo 719, pero en la misma comarca el récord de turismos lo alcanza Relleu, con 23.034 turismos en esta localidad de 1.046 habitantes. Según la DGT en Alicante, capital, hay 196.253 vehículos para una población de 322.431 habitantes.

Si el turismo foráneo, fundamentalmente centro europeo que llega en avión para disfrutar de unas vacaciones en hotel o apartamentos, incentiva estas estadísticas de matriculación, también hay otros motivos que contribuyen en este fenómeno. Otro es poblacional, la provincia de Alicante es la única de España que concentra tres potentes áreas metropolitanas, según un informe de la Consejería de Infraestructuras. El área de Alicante-Elche aglutina a 644.208 habitantes y ocupa el noveno lugar en magnitud, el área de Benidorm tiene 182.302 habitantes y en la comarca del Vinalopó el eje de Elda-Petrer alcanza las 87.959 personas. Son áreas potentes, de tamaño medio y muy dinámicas. Pero junto a la acumulación de personas en un área bastante concreta, debemos añadir que las comarcas del sur valencianas tienen importantes sectores productivos exportados. "El tráfico interior es muy intenso", reconoce el jefe provincial de tráfico, quien recuerda que se registra una gran diversidad de usos industriales (calzado, juguete, mármol, textil o frutas y hortalizas) que cada día ponen a circular por las carreteras a centenares de camiones, que se añade al elevado tráfico turístico o vacacional que provoca que durante la Semana Santa o en los meses de julio y agosto el parque de vehículos se incremente en unos dos millones y circulen unos tres millones de vehículos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los datos del área de Seguridad Vial de la Jefatura Provincial de Tráfico indican que en la N-332, a su paso por la localidad de L'Altet antes de llegar desde Murcia, en el mes de marzo se registró una media de unos 1.300 vehículos a la hora, en hora punta por la mañana y a media tarde. Otro punto de control está en la A-70 en Sant Joan d'Alacant en el túnel que va hacía El Campello, aquí en el mes de marzo entre las 7.00 y las 10.00 y entre las 19.00 y 20.00 se registraron una media aproximada de 2.900 turismos, que saturaron la vía. Pero en agosto del año pasado entre las 10.00 y las 11.00 pasaban por ese punto 3.400 vehículos y por la tarde unos 3.200. Las vías que soportan mayor intensidad y densidad de tráfico son la A-31 (carretera de Alicante-Villena hacia Madrid) y la N-332 (que recorre toda la costa por el litoral, y que es más una vía urbana con edificaciones en ambos lados que una carretera nacional), y la A-7 (Autovía del interior Alcoi-Castalla).

Carreteras para las mercancías

Juan Rico, presidente de la Federación Provincial de Asociaciones de Empresarios de Transportes de Mercancías, que aglutina a unas mil empresas, admite que durante los últimos años las condiciones de la red viaria han mejorado bastante, pero todavía existen deficiencias. "La circunvalación está saturada, los accesos a los polígonos industriales son deficientes y las empresas perdemos mucho tiempo de reparto por los atascos", explica Rico que rechaza de plano que sean los camiones los responsables de las congestiones de las grandes vías, ya que durante los festivos no pueden circular.

La patronal del sector estima que en la provincia hay unos 10.000 camiones de servicio público, es decir de empresas que prestan servicios a otras en transporte de mercancías, y otros 50.000 vehículos pesados, que son principalmente furgonetas o camiones pequeños, de empresas privadas de reparto exclusivo para ellos. En Europa todavía el 80% del transporte de mercancías se hace por carretera debido a que no existe "una política activa que fomente la multimodalidad", reconoce Rico quien considera que el tren, barco y camión son compatibles pero para lograrlo es necesaria una fuerte inversión en la red ferroviaria para que sea rentable a las empresas. Alicante tiene potentes sectores exportadores a toda Europa que envían sus productos en camión de gran tonelaje, y el incremento de las matriculaciones se explica en parte, según el presidente de la patronal del sector, que "la flota hay que renovarla constantemente, antes un camión tenía una vida de siete u ocho años, ahora a partir de los tres años hay que ir pensando en cambiarlo" explica.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS