Reportaje:

Las dos caras de la Semana Santa

Las lluvias y nevadas llenan las estaciones de esquí ante la resignación de los turistas que buscaban sol y playa en vacaciones

Los turistas han afrontado largas retenciones y atascos en las carreteras catalanas esta Semana Santa para dirigirse a dos destinos muy dispares: las estaciones de esquí y las playas. Mientras que los hoteles de la costa mediterránea se siguen llenando a pesar de la lluvia, las estaciones de esquí superan las ocupaciones de años anteriores.

El mal tiempo ha deslucido las vacaciones de muchos de los que apostaron por el sol y el mar, pero ha hecho las delicias de todos los esquiadores que llevan un año esperando su oportunidad.

El caluroso invierno no ha permitido abrir todos los kilómetros de las estaciones de esquí. Ahora, en plenas vacaciones de primavera, los aficionados podrán olvidarse de la nieve artificial y deslizarse por todas las pistas de cada estación.

Unos 7.000 esquiadores pasaron ayer por la estación de La Masella (Cerdanya), que ya ha superado en un 50% la ocupación respecto al año pasado en Semana Santa, pero no es la única. La estación de Port Ainé (Pallars Sobirà) registra una gran ocupación, "la mayor de las últimas siete u ocho temporadas" de Semana Santa, según su director.

La misma lluvia que ha llenado las estaciones de esquí ha hecho que algunos hagan las maletas para dejar la arena y volver a casa, aunque otros se resisten a abandonar sus hoteles en las playas catalanas con la esperanza de que el tiempo mejore en los días que quedan de fiesta.

En cualquier caso, unos y otros muestran la diversidad de de los gustos de los turistas a la hora de elegir lugar de vacaciones. Cataluña ofrece dos destinos muy diferentes en su territorio, tal vez por eso fue la comunidad preferida por suizos y belgas el año pasado, de acuerdo con un estudio del Instituto de Turismo de España que se publicó ayer.

Este tipo de turismo deja en Cataluña millones de euros al año; concretamente, en 2006, 9.231 millones procedentes sólo de turistas extranjeros, que se gastan una media de unos 80 euros al día, informa el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 07 de abril de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50