Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

El cheque de los padres

Cada día recogen los medios cartas o artículos sobre educación, y la polémica está en el porcentaje de alumnos emigrantes en los distintos colegios. Algunos escritos me llaman la atención porque no explican bien cuál es el objeto de sus demandas: no concretan si piden que haya más niños escolarizados, que haya menos niños por aula, que haya más coles, que haya más profesores, que se cuente más con los padres o que decidan los sindicatos o los partidos políticos dónde se deben escolarizar a nuestros infantes.

Pero bueno, vamos clarificando posturas. A algunos parece que les gusta hacer una triple distinción: niños públicos, niños concertados, niños privados y, últimamente, también niños emigrantes. Y creo que es un error grave porque no existen tales conceptos, y es en esto en donde quiero concretar como madre que soy de varios hijos. Los padres debemos elegir dónde escolarizar a nuestros hijos y lo queremos hacer porque es nuestra responsabilidad en el colegio que mejor nos parezca. Por eso pedimos al colegio que nos informe sobre qué tipo de educación se va a recibir en él. Pedimos conocer el horario, tipo de enseñanza moral y religiosa, tipo de instalaciones deportivas y laboratorios, y si todo está de acuerdo con nuestra forma de pensar y de actuar, llevaremos a nuestros hijos.

Para poder elegir, en igualdad de condiciones, el tema económico puede resolverse con el llamado cheque escolar, por el cual se otorgue a los padres el coste de la plaza escolar con el que dirigirse al colegio seleccionado. De esta manera, se acabarán los problemas y los padres elegimos el que nos parece mejor para nuestros hijos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 2007