Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:WOLFGANG SCHÄUBLE | Ministro del Interior de Alemania

"No permitiremos que nos chantajeen con amenazas terroristas"

El democristiano alemán Wolfgang Schäuble (CDU), de 64 años, dirige con mano firme el Ministerio Federal del Interior que le encomendó la canciller Angela Merkel. Este veterano político pertenece a la generación del ex canciller Helmut Kohl, a quien sucedió en la presidencia de la CDU hasta que dejó el cargo, involucrado en el caso de financiación ilegal del partido. Schäuble lleva encima más de 35 años de diputado y múltiples cargos a lo largo de su carrera. Desde 1990 se mueve en una silla de ruedas tras haber sufrido un atentado en una campaña electoral.

"Estoy en contra de la legalización rápida y masiva de inmigrantes ilegales"

"El federalismo en Alemania ha demostrado su eficacia contra el terrorismo"

El democristiano alemán Wolfgang Schäuble (CDU), de 64 años, dirige con mano firme el Ministerio Federal del Interior que le encomendó la canciller Angela Merkel. Este veterano político pertenece a la generación del ex canciller Helmut Kohl, a quien sucedió en la presidencia de la CDU hasta que dejó el cargo, involucrado en el caso de financiación ilegal del partido. Schäuble lleva encima más de 35 años de diputado y múltiples cargos a lo largo de su carrera. Desde 1990 se mueve en una silla de ruedas tras haber sufrido un atentado en una campaña electoral.

Pregunta. ¿Representa el reciente vídeo de un grupo terrorista en Irak una nueva dimensión de la amenaza?

Respuesta. Somos parte del mundo amenazado. El vídeo exige de Alemania y Austria el fin de su implicación en Afganistán. Esto nos demuestra que estamos en el punto de mira de los terroristas. Pero no caeremos en el alarmismo, aunque no podemos descartar atentados. Las fuerzas de seguridad alemanas están alerta.

P. Hay quienes encuentran paralelismos con Madrid, dado que la amenaza tiene una dimensión política muy concreta.

R. No hay indicios de un atentado inminente en Alemania. No debemos ponernos histéricos, sino dejar claro, con una mezcla apropiada de decisión y calma, que no permitiremos que en nuestras decisiones políticas nos chantajeen con amenazas terroristas.

P. ¿Diría usted que el Gobierno español se dejó chantajear?

R. De ningún modo. Conocemos los programas electorales que presentaron los partidos a las elecciones españolas. Pero no se puede descartar que los organizadores de los atentados piensen ahora, con razón o sin ella, que influyeron directamente en los resultados electorales.

P. ¿Qué podría mejorarse en la cooperación dentro de la UE en la lucha antiterrorista?

R. La cooperación europea en este aspecto es buena. En la reunión informal de ministros de Justicia e Interior en Dresde alcanzamos el consenso para que se apliquen los principales puntos del Tratado de Prüm en el marco de la UE. Con ello, los 27 se beneficiarán de las ventajas del acuerdo, que permite a los Estados compartir automáticamente los datos de los vehículos, los análisis de ADN y las huellas dactilares. También se regulará el intercambio de información en la lucha antiterrorista y sobre los criminales de gran movilidad.

P. ¿Sería utópica la idea de un Mister PESC

[comisionado para Política Exterior europea] para interior y seguridad?

R. En política exterior, Europa sólo puede actuar unida. En política de seguridad interior necesitamos una estrecha conexión, pero no cesión de todas las competencias.

P. ¿Cree que las libertades fundamentales se han resentido tras el 11-S y lo que vino después?

R. Lo que más se resintió fue el derecho a la vida de las víctimas. Pero los esfuerzos para garantizar la seguridad ante la nueva amenaza terrorista no son un atentado contra los derechos fundamentales, sino el cumplimiento de los mismos, la respuesta posible y correcta. Porque las personas tienen derecho a la vida y el derecho a que el Estado los proteja. Ésta es una de sus funciones originarias.

P. ¿Es el federalismo un obstáculo para la lucha antiterrorista?

R. El federalismo en Alemania ha demostrado su eficacia. La colaboración entre el Gobierno federal y los Estados federados funciona. El federalismo supone eficacia y cercanía al ciudadano, y ha demostrado ser un principio de orden superior para Alemania.

P. ¿Funciona la infiltración en los grupos terroristas islámicos?

R. No sabemos tanto como quisiéramos, pero tampoco es que no tengamos ni idea.

P. ¿Y en cuanto a las mezquitas y los imanes predicadores del odio?

R. Vigilamos con mucha atención los afanes fundamentalistas en las comunidades musulmanas. A la vez, mantenemos un diálogo con los musulmanes en Alemania. Por eso hemos convocado la conferencia del Islam. Por ejemplo, tenemos un grupo de trabajo en el que representantes de las organizaciones musulmanas colaboran con las fuerzas del orden. Con la conferencia del Islam queremos desmontar los prejuicios y fomentar la integración de los conciudadanos musulmanes. Quien quiera vivir en Alemania debe aceptar el orden político democrático y debe sentirse responsable de su mantenimiento. La mayoría de los musulmanes que viven en Alemania son personas pacíficas. Ahora hemos visto cómo organizaciones musulmanas han condenado con firmeza el secuestro de los dos alemanes en Irak y reclamado su liberación. Estamos avanzando.

P. ¿Es usted contrario a las legalizaciones masivas de inmigrantes?

R. Sí, estoy en contra de la legalización rápida y masiva de inmigrantes ilegales. Entre otras cosas, porque es el ámbito de trabajo de la criminalidad organizada, las bandas de contrabando de personas. Por otra parte, hay que encontrar vías para que los que llevan aquí muchos años y están integrados social y económicamente, aunque no tengan permiso legal de residencia, a los que es imposible expulsar del país por razones legales o de hecho, se integren definitivamente en la sociedad y el mercado de trabajo. Pero las legalizaciones rápidas de inmigrantes provocan un efecto llamada. En eso estamos de acuerdo en Europa.

P. ¿Cómo funciona la colaboración en Europa en materia de inmigración?

R. Hemos tenido algunas discusiones sobre ese tema pero se han solucionado. Ahora colaboramos estrechamente. Hemos lanzado una iniciativa común entre los grandes países de la UE para la lucha contra la inmigración ilegal. Participan España, Italia, Polonia, Reino Unido, Francia y Alemania. Sarkozy y yo preparamos un borrador que fue aprobado por los jefes de Estado y de Gobierno en la cumbre de Finlandia en diciembre. Ahora estamos potenciando el Frontex. Hemos avanzado más de lo que muchos países esperaban, poniendo con Frontex instrumentos como barcos, aviones, personal y aparatos para emergencias a disposición de los Estados miembros.

P. Se dice que usted dijo que no se puede legalizar a miles de personas y después pedir ayuda.

R. Esa discusión terminó. Entre tanto hemos alcanzado una política conjunta y todos en la UE colaboramos estrechamente. Me he esforzado mucho en propiciar una posición común de los ministros del Interior europeos, en especial los de Francia, Italia, España, Reino Unido, Polonia y Alemania. Por cierto que España aplica la misma política en la lucha contra la inmigración ilegal.

P. Los medios se fijan sobre todo en lugares como las islas Canarias, porque es una imagen llamativa para la televisión. Allí llegan los negros medio muertos...

R. Las imágenes espectaculares son siempre interesantes para los medios. Pero la miseria que se esconde tras esas imágenes, el hecho de que esas personas mueran en su camino a Europa, no puede dejarnos indiferentes. Por eso estamos organizando una política común más fuerte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de abril de 2007