Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La viuda de Eugenio Granell dona 2.400 obras y una biblioteca

La extensa obra del pintor gallego Eugenio Granell, hasta ahora propiedad de la familia del artista, pasa ahora a pertenecer a la fundación que lleva su nombre. La viuda de Granell, Amparo Segarra, acaba de donar 2.400 obras del pintor que se encuentran en Madrid, así como una biblioteca particular que contiene unos 8.000 libros. Además, la extensa colección que hasta ahora tenía en usufructo la Fundación Eugenio Granell, valorada en 12 millones de euros, pasa también a formar parte de la propiedad de la institución.

Además de cuadros del artista, la colección proveniente de Madrid cuenta con obras de otros pintores vinculados al surrealismo, creaciones adquiridas por Granell o regaladas al artista por sus autores. En conjunto forman una de las mayores colecciones de arte surrealista de España, que los visitantes podrán disfrutar en Santiago en cuanto Segarra, de 92 años, dé la orden del traslado o por mortis causa.

Sánchez Bugallo, alcalde de Santiago, destacó la "enorme generosidad" de la familia del artista, ya que con la donación renuncian a una herencia millonaria que de, esta forma, "todos los ciudadanos podrán disfrutar".

Condiciones

Para hacer efectiva la donación, el Ayuntamiento de Santiago se compromete a ubicar la biblioteca y la nueva obra en el inmueble que hasta ahora ocupaba Emuvissa (Empresa Municipal de Vivienda y Suelo de Santiago), que se traslada al barrio de Sar. El nuevo hogar de la colección, situado en el casco antiguo de la ciudad, podría estar listo a finales del verano de 2007. El Ayuntamiento se compromete además a renovar la cesión del Pazo de Bendaña como sede de la Fundación y a actualizar los costes de personal que serán necesarios para atender la nueva colección. En caso de disolución de la entidad, el acuerdo de la donación prevé el mantenimiento de toda la obra del pintor, que pasaría a manos de fundaciones públicas o privadas, preferentemente de Galicia.

Situada en el Pazo de Bendaña, en la céntrica Plaza do Toural de la zona histórica de Santiago, la Fundación Eugenio Granell acoge una amplia colección de arte surrealista, de arte étnica (con piezas procedentes de Europa, América, África y Asia) y de arte ritual afrocubana, entre otras. El Pazo alberga en su primera planta tres salas donde se exponen de forma temporal colecciones que la fundación renueva cada año. El segundo piso acoge también muestras temporales en cada uno de sus espacios.

La entidad fue constituida en 1995, seis años antes de la muerte del pintor coruñés, que falleció con 88 años. Exiliado en 1939, volvió a Madrid donde comenzó a crear su prolífico legado que, además de arte, incluye numerosos libros, novelas y cuentos. Miembro de Honor de la Real Academia de Bellas Artes, la Xunta de Galicia le concedió en 2002 la medalla de oro a título póstumo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2007