Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Infraestructuras para Andalucía

Una nueva autovía evitará el tráfico lento y peligroso por el paso de Despeñaperros

Fomento pretende terminar en 2009 un trazado que prevé tres túneles dobles y siete viaductos

Fomento prevé abrir a mediados de 2009 la nueva autovía de Despeñaperros, que finalmente contará con tramos nuevos en los dos sentidos y no sólo en dirección a Madrid, como se proyectó inicialmente. Este cambio supondrá pasar de un presupuesto de 79 millones a otro de 188 millones para un tramo de nueve kilómetros, reducirá también el impacto ambiental de la anterior alternativa, pues casi el 80% del tramo será a través de viaductos. El objetivo principal es acabar con un tramo que suma más de 300 accidentes y medio centenar de muertos, la mayoría de ellos camioneros, en ocho años.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) tiene previsto publicar esta misma semana el estudio informativo de la nueva alternativa (aprobado provisionalmente el pasado 19 de marzo) para su validación ambiental, un trámite que no debe representar ningún obstáculo por cuanto la opción elegida por Fomento ha sido la que elevó la junta rectora del parque natural de Despeñaperros el 15 de junio de 2006.

Se trata de una autovía de nuevo trazado de 9,4 kilómetros de longitud, con dos calzadas de tres carriles cada una que canalizará el tráfico entre la Meseta y Andalucía. Más de la mitad del trazado discurrirá por un corredor completamente nuevo y en otros 3,5 kilómetros se actuará sobre el itinerario previsto en la primera opción. En total, está prevista la construcción de tres túneles dobles y siete viaductos. La opción anterior sólo preveía hacer nueva la calzada con sentido a Madrid, mientras que el tráfico con destino a Sevilla se iba a hacer por la calzada resultante de unir las dos mitades más modernas de la actual autovía, inaugurada en 1984.

La decisión supondrá, en todo caso, retrasar la entrada en servicio de la nueva autovía desde finales de este año, como se había previsto con la opción inicial, a mediados del año 2009 con la alternativa finalmente elegida. De momento, las obras que se estaban ejecutando en el sentido Sevilla-Madrid se encuentran paralizadas parcialmente (sólo continúan por donde hay coincidencia en los dos proyectos) para integrar en un mismo corredor el proyecto definitivo. Fomento estima que podrían reanudarse este verano, tan pronto finalice el periodo de exposición pública del estudio informativo.

El Ministerio de Fomento justifica el giro dado a este proyecto por la "singularidad" que representa el paso de Despeñaperros y por entender que la alternativa aprobada por el anterior Gobierno "no resolvía a largo plazo" los problemas de seguridad vial en este tramo.

El grupo socialista de Jaén cree que también ha pesado en la decisión final la necesidad de buscar una alternativa a la futura autopista de peaje entre Córdoba y Toledo y que burlará a la provincia de Jaén. "Nos quedábamos prácticamente fuera del mapa de las principales carreteras y ahora hay una apuesta pública para que Jaén siga siendo referencia en la entrada y salida a Andalucía", indica el diputado Sebastián Quirós, tras admitir que su grupo ha recibido con alivio la decisión de Fomento. A su juicio, el nuevo proyecto viario permitirá dar una solución integral al cuello de botella que supone el paso de Despeñaperros, reforzando la seguridad vial de un tramo que soporta un tráfico de 24.000 vehículos al día y que es uno de los que registra una mayor tasa de siniestralidad de la red viaria estatal.

El Ministerio de Fomento adjudicó las obras del proyecto primitivo en septiembre de 2004 a la empresa FCC Construcción, con un presupuesto de 79,1 millones de euros y un plazo de ejecución de 40 meses para un tramo de 8,9 kilómetros. Ahora, el nuevo proyecto ascenderá a casi 188 millones de euros y no estará listo, si no surgen problemas técnicos, hasta mediados de 2009.

El proyecto afecta a los términos municipales de Santa Elena (Jaén), en más del 90% de su trazado, y Viso del Marqués (Ciudad Real). La práctica totalidad del trazado discurre a través de un terreno de orografía accidentada, dentro del parque natural de Despeñaperros, lo que motiva que los tres túneles dobles y los siete viaductos proyectados se lleven más de un 70% del total del presupuesto de la obra.

El presidente de la junta rectora de Despeñaperros y alcalde de Santa Elena, Manuel Noguera, asegura que fue la junta de ese parque natural la que instó a Fomento a modificar el proyecto con el fin de "resolver definitivamente" los problemas de este tramo de la red estatal de carreteras. "El proyecto anterior no solucionaba todos los problemas, las obras iban a ser eternas y encima el impacto ambiental iba a ser mucho mayor", explica Noguera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de marzo de 2007