Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CIG pide que no se envíen datos de Telefónica al extranjero

La CIG emplazó ayer al Gobierno a suspender el permiso que concedió a Telefónica para que transmita información y datos personales de sus clientes a empresas contratadas de Suramérica. Además del problema de confidencialidad que representa esta práctica, fomenta, según el sindicato, la deslocalización y pérdida de empleo en teleoperadoras como Atento Coruña, que despidió la semana pasada a 179 trabajadores con la reducción de la demanda en un centro que atiende los servicios de información y de atención al cliente de Telefónica (los números 1004 y 11822) así como asistencia técnica de banda ancha de Internet.

Unas 5.000 personas en la comarca de A Coruña trabajan en empresas de telemarketing, todas bajo la amenaza de sufrir procesos de deslocalización, según la CIG. El Gobierno, acusó el sindicalista Clodomiro Montero, en vez que garantizar, a través de la Agencia Española de Protección de Datos, la confidencialidad de los ciudadanos "hace lo contrario, como es transmitir información personal hacía países inseguros", como Perú, Colombia, Guatemala o Uruguay. Los empleados de Atento aún esperan que las gestiones de la Consellería de Traballo permitan "dejar sin efecto" la última tanda de despidos, que consideran "fraudulentos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de marzo de 2007